Jony Viale: “El problema son todos los Oyarbides que permiten que los corruptos sigan gobernando”

·2  min de lectura
Jonatan Viale encabezó un crítico editorial en LN+
Rodrigo Nespolo

La muerte del exjuez Norberto Oyarbide trajo a la memoria de los argentinos aquellas figuras de la política que, durante sus funciones, fueron sobreseídas en causas por corrupción. “Salvados por Oyarbide: Julio De Vido (caso Skanska), Hebe de Bonafini (Sueños Compartidos), Hugo Moyano (mafia de los medicamentos), Carlos Liuzzi y Ricardo Jaime (enriquecimiento ilícito), Néstor y Cristina Kirchner (enriquecimiento ilícito)”, detalló Jony Viale en el arranque de su editorial en LN+.

El filoso editorial de Jony Viale: “Estamos en una tormenta peor que Santa Rosa”

“Oyarbide fue un garante de la impunidad del kirchnerismo. Pero el error enorme sería pensar que hay un solo Oyarbide. Ustedes saben perfectamente que hay muchos más sobrios, elegantes, callados, finos, discretos pero igual de nefastos y corruptos”, arremetió.

Conforme fue avanzando en sus dichos, hizo un repaso por otras causas que llegaron al ojo público como la “Ruta del dinero K” donde terminó siendo condenado Lázaro Báez. “El juez de instrucción de la causa fue Sebastián Casanello ¿Alguna vez decidió investigar de dónde venía la plata? No. Nunca fueron al origen del dinero. El juez dijo que eso debía investigarse en otras causas como Hotesur y Los Sauces”, recordó.

Sueños Compartidos fue otro caso que recordó Viale. El juez Marcelo Martínez De Giorgi fue insultado por Hebe de Bonafini cuando quiso llamarla a declaración. “¿Qué pasó después de esto? Nada. Bonafini nunca tuvo ningún problema”, indicó. Siguiendo su lista, recordó los bolsos de López, causa a cargo de Daniel Rafecas quien, “pese a tener una confesión que indicaba el origen del dinero, nunca avanzó sobre esos nombres”.

“¿Te das cuenta de que el problema no fue solamente Oyarbide? Hay muchos que no cantan, bailan, gritan. Hay muchos más silenciosos”, retomó. Pero la lista lejos estaba de estar completa. El caso Nisman con las figuras de Sergio Berni y la fiscal Viviana Fein vinieron a colación para detenerse en los dichos del juez Julián Ercolini. “Dijo que había sido un asesinato y no pasó nada. La causa un día dejó de avanzar”, advirtió.

El divertido ida y vuelta entre L-Gante y Feinmann: “¿Me estás diciendo que el nombre de mi hija está mal?”

Pero luego llegó a un caso actual. Un escándalo que se produjo en plena pandemia, cuando las vacunas escaseaban. “Vacunatorio VIP ¿Quién es la jueza de la causa? La doctora María Eugenia Capuchetti. Nueva en Comodoro Py, novata, joven. Tuvimos hasta la confesión de delito por radio. Aún así, la jueza Capuchetti archivó parcialmente la causa por inexistencia de delito”, agregó.

Nuevamente, tras recordar que la causa fue abierta nuevamente por orden de la Cámara Federal, volvió sobre sus palabras. “El problema son todos los Oyarbides que hay, que permiten que los corruptos sigan gobernando este país”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.