Johnson urge a los talibanes a cumplir promesas a cambio de "reconocimiento"

·3  min de lectura

Londres, 6 sep (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, instó este lunes a los talibanes, que aseguran controlar ya todo Afganistán, a cumplir los compromisos que hicieron a los países occidentales a cambio de "reconocimiento internacional".

"Si el nuevo régimen de Kabul quiere reconocimiento internacional y acceso a los miles de millones de dólares congelados en cuentas en el extranjero, entonces nosotros y nuestros amigos (países aliados) vigilaremos que cumplan el acuerdo para evitar que Afganistán vuelva a convertirse en una incubadora de terroristas", afirmó Johnson.

En una intervención ante el Parlamento británico, el primer ministro recalcó asimismo que es necesario "insistir" en que se abra "un paso seguro para todas aquellas personas que deseen salir" del país y que se respeten "los derechos de las mujeres y las niñas".

El Gobierno británico continúa conversando con diversos países en la región para tratar de establecer esos corredores seguros.

ACTIVIDAD DIPLOMÁTICA

El ministro de Exteriores, Dominic Raab, compareció también ante la Cámara de los Comunes para dar cuenta de sus visitas a Catar y Pakistán la semana pasada, en las que abordó la creación de corredores seguros para continuar evacuando a personas desde Afganistán, así como las futuras relaciones con los talibanes.

"La comunidad internacional se está adaptando y debe adaptarse a la nueva realidad en Afganistán, recalibrar su estrategia", dijo Raab, que aseguró que Londres "está jugando un papel de liderazgo" en ese sentido.

Sobre la acogida de refugiados afganos en el Reino Unido, el primer ministro recalcó la importancia de la operación bautizada como "Warm Welcome" ("Cálida bienvenida"), puesta en marcha por el Gobierno británico para recibir hasta un máximo 20.000 afganos durante los próximos cinco años.

Subrayó asimismo que el próximo sábado se cumplirán veinte años desde los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York, en los que murieron 67 británicos, y que esos ataques fueron la "razón" por la que Estados Unidos y sus aliados enviaron tropas a Afganistán.

Gracias a la presencia militar "no ha habido ataques terroristas en este país (Reino Unido) ni contra ninguno de nuestros aliados que se hayan lanzado desde Afganistán durante veinte años", dijo el primer ministro.

"Si alguien tiene la tentación de decir que no hemos logrado nada en ese país en 20 años, hay que decirle que nuestras fuerzas armadas y las de nuestros aliados han facilitado que 3,6 millones de niñas vayan a la escuela, y decirles que este país (Reino Unido) y el mundo occidental han estado protegidos de Al Qaeda en Afganistán durante ese periodo", dijo el primer ministro.

El líder de la oposición, Keir Starmer, acusó por su parte a Johnson de falta de previsión por no haber analizado los retos que plantearía la retirada de las tropas de Afganistán en el la revisión estratégica sobre defensa que el Gobierno británico publicó este año.

Los errores de planificación, sostuvo Starmer, han llevado al Reino Unido a "dejar atrás" a muchos afganos a quienes se les "debe mucho".

"El Gobierno ni siquiera sabe cuántos británicos y afganos que pueden acogerse al programa de acogida (Arap, en inglés) han quedado atrás, a merced de la crueldad de los talibanes", lamentó el líder laborista, que calificó la situación como una "desgracia nacional".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.