Johnson, forzado a relanzar su mandato desde su aislamiento en Downing Street

Agencia EFE
·3  min de lectura

Londres, 16 nov (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, prometió hoy dirigir la lucha contra la pandemia y su plan para la transformación del Reino Unido desde su aislamiento forzoso en Downing Street, ordenado por las autoridades sanitarias al haber entrado en contacto con un positivo de covid.

En un vídeo colgado en su cuenta de Twitter desde su residencia oficial londinense, el líder conservador, que en principio no tiene síntomas, explicó que debe guardar cuarentena pese a estar más fuerte que "el perro de un carnicero", y avisó de que piensa gobernar "vía Zoom u otros modos de comunicación electrónica".

Dijo que, aunque se encuentra "fenomenal", el sistema público de rastreo de contagios le ha pedido que se encierre catorce días tras haberse reunido el pasado jueves con el diputado conservador Lee Anderson, infectado por el virus.

En un foto difundida por Anderson en las redes sociales, puede verse a ambos sin mascarillas y aparentemente a menos de dos metros de distancia, un día antes de que el diputado desarrollara síntomas de covid, lo que ha llevado al aislamiento de otros cuatro parlamentarios conservadores.

SEMANA DE ANUNCIOS

El confinamiento de Johnson, que el pasado abril estuvo ingresado grave con el virus, se produce justo cuando se disponía esta semana a relanzar su mandato tras un periodo de tensiones internas que culminó con la marcha hace unos días de sus dos principales asesores, Lee Cain y Dominic Cummings.

Según avanzó el domingo un portavoz oficial, el primer ministro, ya sin la presión de estos dos operativos del ala dura del Brexit, se preparaba para hacer próximamente una serie de "anuncios clave" sobre sus "ambiciones" para el Reino Unido.

Entre otras cosas, apuntó, quería explicar su plan contra la pandemia cuando concluya el confinamiento casi total en Inglaterra el 2 de diciembre, así como las inversiones previstas para cumplir su promesa electoral de regenerar el empobrecido norte inglés.

Johnson, cuya popularidad ha caído tras ganar las elecciones en 2019 por mayoría absoluta, tiene el reto de motivar a los británicos ante la pandemia después de comprometerse en septiembre a "salvar la Navidad".

De acuerdo con los medios locales, el miércoles podría detallar, quizás con una intervención virtual ante la Cámara de los Comunes, su visión para conseguir que el Reino Unido alcance el objetivo de cero emisiones en 2050.

Además, según el portavoz, Johnson y su ministro de Economía, Rishi Sunak, "tomarán decisiones importantes" en los próximos días de cara a que el llamado Canciller del Exchequer presente el 25 de noviembre en el Parlamento su plan de revisión del gasto para este ejercicio, en el que detallará las prioridades presupuestarias del Gobierno.

LA NEGOCIACIÓN CON LA UE, EN SU PUNTO CULMINANTE

Desde su aislamiento físico, y quizás también metafórico, en Downing Street, el jefe del Ejecutivo afronta asimismo otra semana clave en las negociaciones con la Unión Europea para conseguir un pacto bilateral que se aplicaría al término, el 31 de diciembre, del periodo de transición posterior al Brexit.

Los equipos negociadores del Reino Unido y la UE iniciaron este lunes en Bruselas una nueva ronda de conversaciones a contrarreloj para tratar de superar sus diferencias en cuestiones fundamentales como gobernanza del futuro tratado, la competencia justa cuando el país pueda divergir de las normas europeas y el acceso de la flota pesquera comunitaria a aguas británicas y viceversa.

A partir del 1 de enero de 2021, el Reino Unido se desvinculará definitivamente de todas las estructuras comunitarias y, si no hay acuerdo comercial, pasará a comerciar con los Veintisiete bajo las cuotas y aranceles, menos favorables, que recoge la Organización Mundial del Comercio.

Judith Mora

(c) Agencia EFE