El Reino Unido cierra los pubs y toma medidas para frenar los despidos

Agencia EFE

Londres, 20 mar (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, ordenó este viernes el cierre de pubs, restaurantes y locales de ocio en el Reino Unido, abiertos hasta ahora a pesar del avance de la epidemia de COVID-19, al tiempo que anunció medidas económicas para tratar de evitar una oleada de despidos.

El Gobierno británico se ha comprometido a pagar el 80 % del salario de los trabajadores cuyas empresas no puedan hacer frente a sus nóminas debido a la crisis sanitaria, hasta un máximo de 2.500 libras al mes (unos 2.700 euros).

El ministro de Economía, Rishi Sunak, ha asegurado que no hay límite de fondos para ese plan y que se protegerán tantos puestos de trabajo como sea necesario.

Avanzó además un aplazamiento del pago del IVA para las empresas hasta junio, lo que supone una inyección de liquidez que valora en 30.000 millones de libras (32.690 millones de euros).

MEDIDAS DE DISTANCIAMIETNO SOCIAL

Con 3.983 casos positivos por coronavirus y 177 muertos, el Gobierno del Reino Unido evita por ahora imponer restricciones a los movimientos de los ciudadanos, aunque paulatinamente ha ido cerrando espacios públicos para contener la epidemia.

Al cierre de bares, restaurantes, cines, discotecas, gimansios y otros locales anunciado hoy se suma la clausura de los colegios, que este viernes han suspendido las clases de manera indefinida.

Los centros escolares solo permanecerán abiertos para los hijos de trabajadores de sectores clave que deben continuar ejerciendo su labor durante la epidemia, como sanitarios, algunos funcionarios públicos, trabajadores del sector de la alimentación y policías, entre otros.

Diversas autoridades locales han indicado que no esperan que las escuelas reabran hasta después del verano, mientras que los exámenes de fin de curso de secundaria y bachillerato han quedado cancelados.

Ante la bajada de la demanda de transporte que espera a partir de este fin de semana, el Gobierno ha acordado con las compañías ferroviarias una reducción gradual de sus operaciones.

Se mantendrán, con todo, servicios básicos que permitan a los trabajadores clave llegar a sus puestos de su trabajo y a los ciudadanos acudir a centros médicos en caso de necesidad.

POSIBLES MEDIDAS DURANTE UN AÑO

El Gobierno ha publicado documentos elaborados por sus asesores científicos que señalan que las medidas de distancia social, cierre de escuelas y aislamiento pueden "probablemente" controlar la epidemia si se mantienen durante un largo periodo de tiempo.

El pasado lunes, según los documentos publicados hoy, "se acordó que una política de alternar periodos de medidas de distanciamiento social más y menos estrictas podría ser plausiblemente efectiva para mantener el número de casos críticos dentro de la capacidad" del sistema sanitario.

"Esto debería mantenerse durante al menos la mayor parte de un año. Bajo esa política, al menos la mitad del año se pasaría bajo medidas de distancia social estrictas", indica el documento.

Con todo, el primer ministro ha recalcado que ve posible "cambiar el rumbo" de la epidemia en un plazo de doce semanas.

RECLUTAR MÉDICOS JUBILADOS

El Ministerio de Salud ha remitido cartas a más de 65.000 médicos y enfermeros retirados en Inglaterra y Gales para pedirles que regresen al trabajo para contribuir a combatir la epidemia.

En Escocia, todos los trabajadores sanitarios que se han retirado en los últimos tres años han recibido una petición para que consideren retomar temporalmente su labor.

El hospital Northwick Park en Harrow, al norte de Londres, ha sido el primero en alertar de que su unidad de cuidados intensivos ha alcanzado su máxima capacidad debido al aumento de casos de COVID-19 y ha pedido ayuda a otros centros de la zona para derivar pacientes.

Guillermo Ximenis

(c) Agencia EFE