Johnson mantiene su plan de desescalada pese a la nueva ola en Europa

Agencia EFE
·2  min de lectura

Londres, 27 mar (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó este sábado que no ve motivos en los datos sobre la pandemia en el Reino Unido para frenar la gradual desescalada de restricciones que comenzará este lunes, pese a la nueva oleada del virus que se extiende en algunos países europeos.

"Tal como están las cosas ahora mismo, no puedo ver absolutamente nada en las cifras que me disuada de seguir adelante en nuestra hoja de ruta hacia la libertad y regresar a la vida que amamos", dijo el jefe de Gobierno durante la conferencia de primavera del Partido Conservador, que se celebra de forma virtual.

En la última semana, el Reino Unido ha registrado una media de 70 muertes por covid-19, lejos del pico de 1.800 fallecidos diarios que alcanzó en enero, y el número de pacientes ingresados ha bajado desde casi 40.000 hasta unos 5.000.

"Creo que la segunda mitad el año tiene el potencial de ser verdaderamente fantástica", agregó Johnson, que alertó al mismo tiempo de que los planes están condicionados a que el programa de vacunación masiva "tenga éxito" y el coronavirus "no levante el vuelo otra vez".

El Reino Unido ha administrado una primera dosis de una vacuna a más de 29 millones de personas, y ambas dosis preceptivas a más de tres millones, y se prepara además para inocular una tercera inyección de refuerzo a partir septiembre si se generalizan variantes resistentes del virus.

Al abordar el incremento de casos en otros países europeos, Johnson alertó de que el Reino Unido tiene la "amarga experiencia" de que las oleadas anteriores han llegado a las islas británicas "tres semanas más tarde" respecto al continente.

En esta ocasión, sin embargo, expresó su esperanza de que el avanzado programa de vacunación y las medidas para limitar la movilidad internacional mitiguen el impacto.

"La cuestión es, ¿va a ser esta vez tan malo como las anteriores, o bien habremos logrado mitigar y amortiguar lo suficiente (la epidemia) gracias a las vacunas?", se preguntó el primer ministro. "Es una cuestión para la que todavía no tenemos respuesta", recalcó.

(c) Agencia EFE