Johnson lanzará comisión sobre racismo en Reino Unido

FOTO DE ARCHIVO. Un manifestante protesta junto a un grafiti al lado de la estatua de Winston Churchill en el centro de Londres. Junio, 2020. REUTERS/Dylan Martinez

LONDRES, 15 jun (Reuters) - El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que una comisión intergubernamental examinaría el racismo y las disparidades que experimentan los grupos étnicos minoritarios en la educación, la salud y el sistema de justicia penal a raíz de las protestas del movimiento Black Lives Matter.

Johnson dijo que no podía ignorar la fuerza del sentimiento que mostraban las decenas de miles de personas que se han manifestado en las ciudades británicas tras la muerte del afroamericano estadounidense George Floyd en Minneapolis el mes pasado.

"Lo que realmente quiero hacer como primer ministro es cambiar la narrativa, para detener esta sensación de victimización y discriminación", dijo el domingo.

"Detengamos la discriminación, erradiquemos el racismo y empecemos a tener una verdadera sensación de expectativa de éxito. Pero no será fácil. Tendremos que examinar muy cuidadosamente el verdadero racismo y la discriminación que la gente enfrenta".

Simon Woolley, presidente asesor de la Unidad de Disparidad Racial del gobierno del Reino Unido, dijo que parte de la retórica de Johnson sobre una "sensación" de victimismo era "francamente inútil".

"La palabra 'Gran' en 'Gran Bretaña' se basaba en la esclavitud y el colonialismo. Y vivimos con su legado todavía", dijo a BBC Radio.

"Las estructuras que bloquean a la gente -eso no es regodearse en el victimismo, es una conversación honesta. Y tenemos que enfrentarnos a eso".

Las protestas han provocado una revisión de la conmemoración del pasado colonial y del comercio de esclavos del país.

Poco más de una semana después de que los manifestantes de la ciudad portuaria suroccidental de Bristol derribaran una estatua de Edward Colston, que hizo una fortuna en el siglo XVII gracias a la trata de esclavos, los propietarios del Colston Hall, una sala conciertos de la ciudad, empezaron a quitar el nombre de su fachada.

En una columna publicada por el diario Telegraph, Johnson dijo que Reino Unido no puede "photoshopear" su paisaje cultural y su compleja historia, ya que sería una distorsión de su pasado, en medio de una polémica sobre la retirada de estatuas de personajes históricos.

"Luchemos contra el racismo, pero dejemos nuestro patrimonio en general en paz", añadió.


(Información de Paul Sandle y Alistair Smout, traducido por Jose Elías Rodríguez)