Johnson se despide "hasta la vista", con la puerta abierta para Sunak o Truss

·4  min de lectura

Londres, 20 jul (EFE).- Tras anunciar su dimisión el pasado 7 de julio, Boris Johnson, que sigue como primer ministro británico en funciones, se despidió hoy del Parlamento con un "hasta la vista", y no dudó en dar consejos a su sucesor o sucesora, que ya se ha confirmado que serán Rishi Sunak o Liz Truss.

El ex ministro de Economía y la ministra de Exteriores quedaron finalistas hoy en la última votación del grupo parlamentario conservador.

Después de otra vuelta entre las bases "tories" en agosto, el 5 de septiembre se anunciará el ganador de las elecciones primarias, que se convertirá en líder del Partido Conservador y jefe del Gobierno.

Aunque Sunak y Truss tratan de distanciarse de la gestión de Johnson, este les lanzó algunas recomendaciones en su última comparecencia en la Cámara de los Comunes, antes de hacer un optimista balance de su mandato y proclamar: "La misión en su mayor parte está, por ahora, cumplida".

DOS CANDIDATOS AMBICIOSOS

Sunak se coronó como el favorito de los diputados conservadores al obtener hoy 137 votos, frente a los 113 de Truss, quien logró desbancar a última hora a la secretaria de Estado de Política Comercial, Penny Mordaunt, con 105.

Los dos finalistas se someterán en agosto a una votación por correo e internet entre los cerca de 200.000 afiliados de la formación gobernante, lo que significa que solo un 0,29 % de los habitantes del Reino Unido, que tiene 67,2 millones, elegirá al futuro primer ministro.

Al día siguiente del nombramiento del nuevo líder, Johnson presentará su renuncia a la reina Isabel II en un breve acto en el palacio de Buckingham y después ésta investirá a su sucesor o sucesora.

En las próximas semanas, Sunak, de 42 años, y Truss, de 46, tratarán de captar el voto de los militantes, que, según las encuestas internas, favorecen a priori a la actual jefa del Foreign Office, quien ha sido respaldada también por el ala derecha de los parlamentarios.

El antiguo canciller del Exchequer -que, de ganar las primarias, sería el primer hindú y persona de color en gobernar el país- dimitió el pasado día 5 del Gobierno de Johnson por desacuerdos con su gestión.

Truss, por su parte, estaba en el extranjero cuando estalló la crisis de gobierno y hasta el último momento mantuvo su apoyo al jefe, y todavía hoy sigue en el gabinete interino.

Sunak, que ha recibido con "humildad" la confianza depositada en él por sus colegas, y Truss, que prometió, si vence, "pasar a la acción de inmediato", participarán en sendos debates televisivos el próximo lunes en la BBC y el 4 de agosto en Sky News.

En anteriores intervenciones con otros candidatos, ambos se mostraron agresivos en sus críticas mutuas, en un reflejo de su ambición.

Políticamente, el ex ministro de Economía apoyó fervientemente el Brexit y la titular de Exteriores se ha convertido ahora también a la causa: de hecho, ha sido la responsable de negociar con Bruselas, de momento sin éxito, las modificaciones al protocolo de Irlanda del Norte.

Sunak y Truss difieren en su enfoque de la fiscalidad, un punto clave para los votantes "tories".

El primero ha ofrecido "recortes de impuestos que impulsen el crecimiento" pero solo cuando se haya "controlado la inflación"; la segunda promete "bajarlos desde el primer día" con una revisión urgente del presupuesto del Estado.

Ambos se confiesan "thatcheristas" y, en el último año, presuntamente proyectándose ya para el liderazgo, Truss ha posado en varias ocasiones evocando a la ex primera ministra conservadora Margaret Thatcher; como en noviembre de 2021, cuando se fotografió encima de un tanque en Estonia, como su antecesora durante la Guerra Fría.

¿SABIOS CONSEJOS?

"Quiero usar los últimos segundos para dar algunos consejos a mi sucesor, quienquiera que sea", dijo Johnson en su última intervención como jefe del Gobierno en los Comunes, que el jueves empieza su receso de verano.

"Manténgase cerca de los estadounidenses, defienda a los ucranianos y la libertad y la democracia en todas partes", afirmó el conservador de 58 años, que fue expulsado del poder por sus colegas de partido.

Johnson aconsejó a su sustituto "bajar los impuestos y desregular allí donde sea posible" para que el Reino Unido sea un lugar atractivo y "no escuchar siempre al ministro de Economía" (en su caso, lo era Sunak) cuando quiere poner freno a las inversiones.

"Concéntrese en el camino que hay por delante, pero acuérdese de mirar por el retrovisor. Y recuerde, sobre todo, que lo que cuenta no es Twitter. Es la gente que nos puso aquí", declaró.

Con su adiós a medias, Johnson dio a entender que volverá de alguna manera a la esfera pública, sea en política, en su antiguo puesto de columnista del periódico "tory" "The Daily Telegraph" o en alguna nueva y quizás inesperada faceta.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.