Johnson "confía" en su ministro de Sanidad, ante las peticiones de dimisión

·2  min de lectura

Londres, 28 may (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, expresó este viernes su "plena confianza" en el ministro de Sanidad, Matt Hancock, cuya dimisión pide la oposición laborista por haber presuntamente mentido durante la gestión de la pandemia en 2020.

"El primer ministro tiene plena confianza en el ministro de Sanidad y seguirá trabajando con él para proteger la salud pública y salvar vidas", afirmó un portavoz del jefe del Gobierno, que ha sido acusado asimismo por su exasesor, Dominic Cummings, de haber causado "muertes innecesarias" por su inepto manejo de la crisis.

La "número dos" del Partido Laborista, Angela Rayner, reclamó ayer la dimisión de Hancock entre indicios de que "ha engañado y mentido intencionadamente" sobre medidas tomadas por su ministerio, lo que él niega.

Cummings, que renunció como asesor el pasado noviembre, afirmó el miércoles en el Parlamento que Hancock hubiera tenido que ser cesado "al menos 15 o 20 veces" por sus constantes mentiras al Ejecutivo, entre las cuales citó prometer en marzo del año pasado, e incumplir (hasta mucho después), que los ancianos hospitalizados serían sometidos a pruebas de covid antes de ser devueltos a sus residencias.

El ministro de Sanidad aseguró el jueves en una rueda de prensa que lo que realmente dijo a sus colegas es que ese era el objetivo y lo cumpliría cuando fuera posible.

Según la BBC, el requerimiento de hacer PCR a los inquilinos de residencias de mayores solo entró en vigor el 15 de abril de 2020, y días antes se recomendaba darles el alta sin prueba diagnóstica del virus.

La directora de la Asociación Nacional de Servicios de Cuidados, Nadra Ahmed, que representa a residencias de ancianos, ha declarado hoy que, en contra de lo que mantiene, es "pura basura" que el Gobierno conservador "escudara" a las personas mayores.

Lamentó que, además de retraso en los tests, hubo durante semanas escasez de equipamiento de protección personal para los residentes y sus cuidadores.

Cummings criticó en general la gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Johnson y acusó al primer ministro de "no estar preparado para el cargo", reinar "en el caos" y "cambiar de opinión más de diez veces al día".

Sobre su presunta ineptitud, el líder conservador dijo el jueves: "Algunos de los comentarios que he escuchado no guardan relación con la realidad".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.