"John renunció al aire, pero lo editaron. Yo, no quise ser su patiño"

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- La dramaturga Sabina Berman aclaró que su excompañero de trabajo, el investigador John Ackerman, renunció al final del programa que se graba dos horas antes de salir al aire, pero Canal Once no sólo editó su salida, sino también permitió que se volviera a grabar una despedida en la que ella ya no formó parte. Además, confirmó que, en efecto, mantendrá conversaciones con la televisora para un eventual proyecto televisivo junto con Canal 14.

Berman también compartió durante la mesa de debate "Toma y Daca", que comparte con la analista Denise Dresser, en el programa que conduce la periodista Carmen Aristegui, que conversó con las autoridades de la televisora sobre "incomodidad" con John Ackerman, la cual, dijo, surgió desde hace alrededor de ocho meses, cuando comenzó a querer controlar la emisión.

La ruptura de Sabina Berman y John Ackerman se hizo pública a inicios de noviembre, cuando durante la transmisión que contó con la presencia del historiador Miguel Tinker, la dramaturga preguntó al investigador si tenía para ella una pregunta que debiera plantear.

La tensión entre ambos conductores fue evidente.

Las diferencias fueron llevadas a Twitter en donde se lanzaron acusaciones que iban desde machismo hasta sabotaje. El martes 10, la discusión escaló nuevamente a la pantalla de televisión. Ayer jueves, Canal Once dio a conocer que, de común acuerdo entre los conductores, el programa "John y Sabina", estrenado en mayo de 2019, terminaba anticipadamente.

"Presenté el programa, hice hincapié en que regresábamos a un formato igualitario y luego presenté el debate que tendríamos, según el guion, y le di la palabra a John Ackerman. Y John me ignoró y procedió a entrevistar al secretario de Educación y habló con él 6 minutos seguidos, mucho tiempo. Yo estaba esperando que en algún momento me cediera la palabra y no sucedía. Entonces, tuve tiempo para pensar: ¿Qué hago?, ¿me someto a esta ofensa, a este acoso laboral horizontal o lo paro?, ¿y cómo se para un acoso laboral horizontal?, ¿se acude a la autoridad para que lo detenga? Cosa que yo ya había hecho y había asistido, (hace) cerca de 8 meses, a la dirección de Canal Once para advertirles lo que estaba pasando y que estaba yo incómoda. ¿O bien la otra solución es lo evidencio, lo vuelvo público y le pongo el nombre? Y en esos seis minutos pensé en que soy franca en mis sobrinas y en las mujeres jóvenes que pasan por opresiones iguales", dijo.

Y añadió: "Decidí, conscientemente, regalarles una imagen para recordar esos momentos difíciles. Decidí volver todo evidente. Decidí parar todo el acoso laboral. Por eso no me sorprendió la reacción que hubo en redes de muchas mujeres y de muchos hombres, porque el acoso no sólo hacia las mujeres, ni de un hombre a una mujer, puede ser de un hombre a un hombre, de una mujer a un hombre, pero la verdad sea dicha, generalmente es de un hombre hacia una mujer. A continuación, seguimos hablando con el secretario y de pronto, cuando presenté nuestro siguiente programa con Xóchitl Gálvez, John renunció al aire. Dijo que ya no haría el programa, que estaba incómodo. Pero despúes, cuando pasó al aire ya no estaba la renuncia de John, fue editada. Él grabó de nuevo la parte final, despidió el programa, no se despidió de mí, es una descortesía, pero es una minucia en todo este relato".

Sobre el comunicado oficial de Canal Once, que dice: "El Once informa que, de común acuerdo, los conductores del programa "John y Sabina" han dada por terminada anticipadamente la tercera temporada de la serie. Por otra parte, el Once informa que ha iniciado los trámites para contratar a John Ackerman a fin de que realice un programa de opinión el año próximo. Además, el Once y Canal 14 del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), han iniciado conversaciones para coproducir un programa conducido por Sabina Berman". Sabina, refirió:

"Me parece una solución salomónica, ya no era posible seguir juntos en el programa, no había voluntad de John de estar en un formato igualitario y de mi parte había la decisión de no someterme al acoso laboral. Yo fui contratada para tener un programa en donde era coconductora y en donde debatía haciendo gala de mi libertad de expresión. Yo no quería volver al formato que él proponía, de volverme su patiño, su periquito en una esquina de la pantalla, no soy un periquito, nadie lo es, nadie merece ese trato. Sï considero que Canal Once toma una decisión salomónica. Le ofrece a John un espacio, que ya están en trámites. Y que conmigo iniciarán pláticas, y sí, con mucho gusto tendré las pláticas con ellos y ojalá podemos concertar algo".

Al inicio del programa, la dramaturga también refirió que venía de una semana muy intensa con John Ackerman.

"Me acusó en Twitter de quererme infiltrar a la 4T y también me acusó de asistir a este programa. Me dijo: Sí, ya vete allí con Aristegui y Dresser, ahí encontrarás un lugar más propicio. Dentro de esa expresión hay tantas mentiras interesadas. Por ejemplo, ¿la 4T no era del país?,¿no estábamos hablando de la transformación de México?, ¿hay que filtrarse a ella y hay guardianes en la puerta?, ¿qué quiere decir entrar a la 4T, entrar a un grupo de poder o ser un ciudadano? Primera mentira interesada de alguien muy duro ideológicamente como John y cuando digo duro, me refiero a intolerante", dijo.