John Lee expresa “profunda tristeza” de Hong Kong por la muerte de Isabel II

·2  min de lectura

Pekín, 9 sep (EFE).- El jefe del Ejecutivo de Hong Kong, John Lee, expresó hoy “su profunda tristeza” por el fallecimiento anoche de la reina Isabel II en un comunicado publicado en la página web oficial del Gobierno de la antigua colonia británica.

"En nombre del pueblo y el Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong, es con gran tristeza que expreso nuestras profundas condolencias por el fallecimiento de Su Majestad la Reina Isabel II del Reino Unido”, rezaba el comunicado.

En el mismo, Lee destacó el largo reinado de 70 de Isabel II, “la monarca reinante más larga de Reino Unido”, y agregó que su figura fue “muy respetada, admirada y elogiada por el pueblo británico”, sin hacer mención al pasado colonial de la ciudad semiautónoma.

A su vez, aprovechó para mandar sus condolencias “durante este tiempo de luto y reflexión nacional” para los británicos.

La reina Isabel viajó dos veces durante su reinado a la ciudad de Hong Kong: la primera de ellas tuvo lugar el 4 de mayo de 1975, lo que significó un hito, al no haberse realizado nunca antes una visita de un monarca británico a la por entonces colonia.

Una de las imágenes más representativas de ese viaje fue la de la reina presenciando un desfile desde el famoso restaurante flotante Jumbo, una de las atracciones turísticas de Hong Kong, que se hundió el pasado mes de junio en el mar de la China Meridional.

El segundo de los viajes de Isabel II fue en octubre de 1986 a modo de escala para su visita a China, y dos años después de la firma de la declaración chino-británica de 1984, que sentó las bases de la devolución de Hong Kong al gigante asiático por parte del Reino Unido.

El fallecimiento de la monarca se produce en un momento en el que los lazos entre China y el Reino Unido llevan años deteriorándose a cuenta del veto británico a empresas chinas como la tecnológica Huawei, de las críticas por la Ley de Seguridad de Hong Kong o de las sanciones impuestas a funcionarios chinos por los abusos de los Derechos Humanos en la región china de Xinjiang.

No en vano, las desavenencias entre China y el Reino Unido se remontan al siglo XIX, cuando las Guerras del Opio entre ambos reinos se saldaron con la ocupación británica de Hong Kong como fruto de uno de los tratados que China critica como "desiguales".

(c) Agencia EFE