Joe Biden suma apoyos republicanos y Donald Trump no reconoce la derrota

Rafael Mathus Ruiz
·5  min de lectura

WASHINGTON.- Luego de ser declarado ganador en las elecciones de Estados Unidos, el presidente electo, Joe Biden, comenzó a abocarse junto con su equipo de lleno a la transición y a pulir las primeras decisiones que planea tomar apena pise la Casa Blanca, pese al rechazo del presidente, Donald Trump, de conceder su derrota. Biden recibió además el reconocimiento de algunas figuras republicanas, incluido el expresidente, George W. Bush.

Biden tiene previsto anunciar este lunes su propia task force de expertos y científicos para afrontar la pandemia del coronavirus, su principal prioridad apenas asuma la presidencia, y su entorno ya dejó saber que prepara una batería de decretos para revertir algunas de las medidas implementadas por Trump, como el retiro de Estados Unidos del Acuerdo Climático de París y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), o el "veto migratorio" a países árabes.

Elecciones en EE.UU.: el mundo espera una rápida vuelta a la diplomacia tradicional de Washington

"El trabajo comienza de inmediato", afirmó la subdirectora de campaña de Biden, Kate Bedingfield, en el programa Meet the Press, de la cadena NBC, quien adelantó que Biden comenzará a hacer anuncios en los próximos días para empezar a perfilar su futuro gobierno.

Este domingo, Biden fue a misa por la mañana en Wilmington, Delaware, junto a su hija, Ahsley Biden, y visitó las tumbas de su difunto hijo, Beau Biden, y de su primera esposa, Neilia, quien murió en un accidente automovilístico junto con su primera hija, Naomi.

Mientras Biden y su equipo comenzaron a trabajar en su futuro gobierno, Trump dejó la Casa Blanca por la mañana para volver a jugar al golf en el Trump National Golf Club, en Virginia. El mandatario volvió a cuestionar la legitimidad de la elección en Twitter y criticó a lo medios por declarar ganador a Biden, una tradición de las elecciones en Estados Unidos.

La agencia de noticias AP declara ganadores en las elecciones desde 1848. Las cadenas CNN, Fox News, ABC, NBC y CBS también determinaron triunfador de los comicios a Biden, un resultado que debe ser ratificado por las autoridades y el Colegio Electoral.

"¿Desde cuándo los medios cantan quién será nuestro próximo presidente? ¡Todos hemos aprendido mucho en las últimas dos semanas!", tuiteó Trump.

En medio de versiones de que su yerno y asesor, Jared Kushner, y su esposa, Melania Trump, intentaban convencerlo de conceder la elección ante el desenlace que arrojó el escrutinio de los votos, la primera dama tuiteó un mensaje de respaldo a la postura de Trump de denunciar fraude -una acusación sobre la cual no ha brindado pruebas concluyentes- y exigir que se cuenten todos los "votos legales".

"El pueblo estadounidense merece elecciones justas. Todos los votos legales, no ilegales, deben contarse. Debemos proteger nuestra democracia con total transparencia", dijo Melania Trump en una declaración en las redes sociales.

Barones republicanos

Mientras Trump y su equipo ponían sus últimas fichas en su ofensiva legal, Biden comenzaba a cosechar el reconocimiento de algunas figuras republicanas, incluido el expresidente George W. Bush y el candidato presidencial en 2012 y senador por Utah, Mitt Romney, quienes lo felicitaron por haber triunfado en la elección. Con todo, la cúpula del oficialismo en el Congreso -el líder del Senado, Mitch McConnell, y el jefe de la bancada republicana en la Cámara baja, Kevin McCarthy- adhería a la postura de Trump y exigía que se contaran todos los "votos legales" antes de cerrar la elección.

Bush dijo en un comunicado que había hablado con Biden y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, para felicitarlos por su triunfo. Bush también felicitó a Trump por haber recibido el respaldo de 70 millones de norteamericanos, un "logro político extraordinario".

"El hecho de que tantos de nuestros conciudadanos participaran en estas elecciones es una señal positiva de la salud de nuestra democracia y un recordatorio para el mundo de su fortaleza. No importa cómo haya votado, su voto cuenta", dijo Bush. Luego envió un mensaje sobre la legitimidad de la elección: "El presidente Trump tiene derecho a solicitar recuentos y presentar impugnaciones legales, y cualquier problema no resuelto se resolverá adecuadamente. El pueblo estadounidense puede confiar en que esta elección fue fundamentalmente justa, se mantendrá su integridad y su resultado es claro", afirmó.

Elecciones en EE.UU.: la fiesta menos pensada que desató un político en la antípoda de "lo cool"

Romney, quien perdió la elección ante Barack Obama en 2012, felicitó a Biden y a Harris en Twitter. Lo mismo hizo otra senadora republicana, Lisa Murkowski, de Alaska, y otras figuras moderadas, como el gobernador de Maryland, Larry Hogan. Pero la cúpula en el Congreso se mantuvo fiel a Trump.

"Lo que necesitamos en la carrera presidencial es asegurarnos de que cada voto legal sea contado, cada recuento sea completado y todos los desafíos legales sean escuchados", dijo el jefe de la bancada del Partido Republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, en una entrevista con la cadena Fox News. "Entonces, y solo entonces, Estados Unidos decide quién ganó la carrera", agregó.

McConnell, la figura republicana más influyente en el Capitolio, ha mostrado la misma postura.