Joe Biden recibe la vacuna contra el COVID-19 en televisión e invita a los estadounidenses a aplicársela

Griffin Connolly
·3  min de lectura
<p>Biden se había comprometido a recibir la inyección frente a las cámaras de televisión</p> (Foto de Alex Edelman / AFP)

Biden se había comprometido a recibir la inyección frente a las cámaras de televisión

(Foto de Alex Edelman / AFP)

Joe Biden recibió la primera de dos dosis de la vacuna del COVID-19 en su brazo izquierdo el lunes, en un esfuerzo por publicitar la vacuna para que más estadounidenses se inclinen a recibirla cuando esté disponible para ellos.

"Estoy listo", dijo el presidente electo demócrata, mientras la mujer que administraba la inyección le clavaba la aguja en el brazo.

“Estoy haciendo esto para demostrar que la gente debe estar preparada cuando esté disponible para recibir la vacuna. No hay nada de qué preocuparse. Estoy deseando que llegue la segunda inyección”, mencionó Biden.

Biden le dio crédito a la administración Trump y a los científicos por implementar el primer lote de vacunas contra el coronavirus a millones de estadounidenses a una velocidad récord.

"La administración merece algo de crédito, por hacer esto despegar: Operación Warp Speed", expresó Biden, refiriéndose al programa del gobierno para subsidiar la investigación y el desarrollo de la vacuna y comprar millones de dosis antes de que incluso fuera aprobada.

Trump, que tuvo COVID en octubre, aún no ha recibido la vacuna.

El vicepresidente Mike Pence recibió su primera inyección durante el fin de semana. Pence recibió la vacuna de dos dosis desarrollada por la empresa farmacéutica Pfizer.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, también recibieron inyecciones de la vacuna Pfizer e instaron a los estadounidenses a hacer lo mismo. Recibieron la dosis públicamente frente a las cámaras de televisión para que los estadounidenses, que según las encuestas son escépticos sobre la vacuna, pudieran ver que los líderes públicos en lados opuestos del pasillo político confían en la ciencia detrás de ella.

"Las vacunas son la forma de vencer a este virus", dijo McConnell, quien de niño sobrevivió a la epidemia de polio.

En una declaración posterior, el líder republicano agregó: “Incluso con una vacuna, continuaré siguiendo las pautas de los CDC al usar una máscara, practicar el distanciamiento social y lavarme las manos con frecuencia. Les recomiendo encarecidamente a todos que continúen siguiendo estas importantes pautas".

Se han enviado suficientes dosis al Capitolio para vacunar a todos los miembros del Congreso, aunque algunos se negaron a recibirlas hasta que su grupo de edad sea elegible.

El congresista de Florida Brian Mast, de 40 años, se encuentra entre los que esperan recibir la vacuna hasta que su grupo de edad sea elegible.

"El Congreso debe dejar de tratarse a sí mismo como una clase política especial, y la mera sugerencia de que los miembros del Congreso son de alguna manera más importantes que las mismas personas que nos dieron el privilegio de servir en el Congreso es espantosa".

La vacuna Pfizer, de la cual los Estados Unidos solo tienen dosis iniciales suficientes para incluir a 50 millones de estadounidenses, se ha puesto a disposición de los pacientes de hogares de ancianos y los trabajadores de la salud, aproximadamente 24 millones de personas.

El siguiente tramo estará formado por personas de 75 años o más, así como trabajadores esenciales de primera línea, como los socorristas. Ese grupo comprende aproximadamente 49 millones de personas que viven en el país.

Las personas de 65 años o más y las personas que no son mayores con afecciones médicas ocupan el tercer lugar.

Relacionados

COVID: Gobernador de California inicia una nueva cuarentena

Nueva cepa de COVID-19 podría contagiar más fácilmente a niños

Trump sugiere que el COVID-19 se inventó para robarle la reelección