Joe Biden invitó a Alberto Fernández a participar de manera virtual de la cumbre de cambio climático

·4  min de lectura

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, le escribió ayer una carta a Alberto Fernández para invitarlo formalmente a participar de Cumbre de Líderes sobre Cambio Climático virtual, que se desarrollará el 22 y 23 del mes próximo.

La cumbre, según se expresa en la carta, “reunirá a los líderes de las principales economías del mundo, así como a otros socios importantes para mantener un diálogo urgente y sincero sobre las maneras de fortalecer nuestros esfuerzos colectivos para hacer frente a la crisis climática”.

La carta completa

Estimado Señor Presidente:

En nombre del pueblo estadounidense, envío a usted y al pueblo argentino mi cordial saludo en un momento en el cual proseguimos nuestra lucha compartida para cambiar el curso del sufrimiento y las pérdidas infligidas por esta pandemia. Mis pensamientos están con todas las familias y comunidades argentinas que se han visto afectadas por tragedias durante esta crisis. No obstante, mientras luchamos contra el COVID-19 y tratamos de reconstruir nuestras economías para que sean mejores y más sólidas, no debemos dejar de abordar también la amenaza existencial del cambio climático que se avecina.

Les escribo en el día de hoy para invitarlo a participar en una Cumbre de Líderes sobre Cambio Climático virtual que tendrá lugar los días 22 y 23 de abril de 2021, que reunirá a los líderes de las principales economías del mundo, así como a otros socios importantes para mantener un diálogo urgente y sincero sobre las maneras de fortalecer nuestros esfuerzos colectivos para hacer frente a la crisis climática.

El mundo ya está experimentado los devastadores impactos del cambio climático. La ciencia ha dejado en claro que si no aumentemos drásticamente nuestros esfuerzos en el transcurso de la presente década, condenaremos a las generaciones futuras a un daño incalculable. Como líderes, nos corresponde a nosotros hacer todo lo que esté a nuestro alcance para detener esta amenaza mundial cada vez mayor.

Por ese motivo, una de las primeras medidas que tomé como presidente fue reincorporar a los Estados Unidos al Acuerdo de París, el marco que fue adoptado por todos los países para orientar nuestros esfuerzos colectivos en materia del clima. Sin embargo, todos debemos dar un paso al frente y hacer más aún, si deseamos asegurar que este acuerdo tenga éxito. Estoy comprometido de manera decidida a trabajar con usted para fortalecer la ambición climática global de cara a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se celebrará en Glasgow en noviembre. Nuestro objetivo rector debe ser mantener el objetivo crucial de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados Centígrados.

Para el momento de la Cumbre de Líderes, Estados Unidos presentará una meta climática ambiciosa para 2030 como nuestra nueva contribución determinada a nivel nacional en virtud del acuerdo de París. Le exhorto a que usted también asista a la cumbre preparado para compartir de qué manera su gobierno contribuirá a mantener el objetivo de 1,5 grados centígrados a nuestro alcance.

La cumbre volverá a convocar el Foro de las principales economías sobre energía y clima, que reúne a los 17 países responsables de casi el 80% de las emisiones en el mundo, con el fin de encontrar puntos de convergencia en materia de soluciones climáticas. Con el fin de asegurar que la cumbre incluye también otras voces importantes para comprender y enfrentar este desafío urgente, estoy invitando a jefes de otros países que han demostrado un fuerte liderazgo climático, son especialmente vulnerables ante los impactos climáticos, y están trazando caminos normativos hacia una economía neta cero.

Nuestras discusiones se centrarán tanto en el desafío de descarbonizar la economía global, como en la necesidad apremiante de ayudar a los países vulnerables a adaptarse a los impactos climáticos inevitables. Analizaremos estrategias para movilizar una financiación más sólida de parte de los sectores público y privado, así como las tecnologías transformadoras que pueden marcar el comienzo de las industrias sostenibles del futuro. También pondremos de relieve los beneficios económicos y de generación de empleos como aporte de la acción climática, tanto en nuestros esfuerzos de recuperación a corto plazo como en décadas futuras, y la necesidad de garantizar que estos beneficios sean compartidos ampliamente. En algunas sesiones nos acompañarán líderes empresariales y de la sociedad civil.

Espero darle la bienvenida a la Cumbre de Líderes sobre el Clima y escuchar cuáles son sus planes para llevar a cabo una acción climática más ambiciosa.

Atentamente,