Joe Biden: "Quienes estuvieron ayer en el Capitolio no eran manifestantes, eran terroristas domésticos"

LA NACION
·3  min de lectura

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, volvió a hacer referencia a los disturbios producidos ayer, afirmando que fue "uno de los días más oscuros en la historia" del país. El líder demócrata aseguró que los partidarios de Donald Trump que ingresaron al Capitolio "no eran manifestantes, sino terroristas domésticos".

"Fue un asalto literal contra la ciudadela de la libertad, el mismo Capitolio de los Estados Unidos. Fue un asalto sobre el Estado de derecho", sostuvo. Biden hizo responsable a Donald Trump por incitar los hechos violentos. Afirmó: "No es cierto que no podríamos haber previsto esto. Durante los últimos cuatro años hemos tenido un presidente que ha dejado en claro su desdén por la Constitución".

Y agregó: "Desató un ataque sin precedentes sobre las instituciones democráticas y lo de ayer fue el punto culmine. Ha llamado a la prensa 'el enemigo del pueblo'. Ese es un lenguaje usado por los autócratas y dictadores".

Fuerte presión para forzar la salida de Donald Trump: la cúpula demócrata del Congreso pide su destitución inmediata

Debido a los ataques, el Capitolio de los Estados Unidos se vio obligado a cerrar sus puertas, con los legisladores en el interior, luego de que se produjeron choques entre partidarios del presidente Donald Trump y la policía. Entraron manifestantes con banderas, distintos carteles y con sus caras pintadas. Uno de los más distintivos fue el manifestante conocido como Q-Shaman, quien vistió pieles y cuernos en su cabeza.

El hombre en cuestión, cuya imagen recorrió el mundo, se llama Jake Angeli (conocido en las redes sociales como "The Q Guy" o, "The Q-Shaman"). El "chamán" entró al Capitolio con un megáfono y una bandera norteamericano y llegó a meterse incluso en la cámara de senadores y ubicarse en el estrado destinado al presidente del cuerpo legislativo. La "Q" de este personaje tendría que ver con el movimiento Q-Anon, un grupo de ultraderecha y ultraconservador que apoya a Donald Trump.

En tanto, el alcalde de Washington ordenó un toque de queda nocturno, después de que manifestantes a favor de Trump trataron de ingresar a la fuerza en el Capitolio. Se emitió un anuncio en el interior del cuerpo legislativo, donde estaban reunidos los legisladores que esperaban votar para certificar la victoria de Joe Biden. Debido a la "amenaza exterior a la seguridad'' nadie podía entrar ni salir del edificio, según la grabación.

Las dos cámaras se declararon en receso, obligando a suspender el debate del Colegio Electoral. Las escaramuzas se produjeron en el lugar donde el presidente electo Biden prestará juramento dentro de dos semanas. Los manifestantes derribaron las barricadas metálicas al pie de las escalinatas del Capitolio, y enfrentaron a policías con equipo antimotines. Algunos trataron de pasar, y se vio a agentes que lanzaban aerosol irritante para contener a la multitud. Algunos de los manifestantes vociferaban "traidores'' a los agentes.

Después de que la policía lograra recuperar el control del edificio del Capitolio anoche, los legisladores norteamericanos reanudaron el proceso de certificación de la victoria de Joe Biden, quien fue declarado oficialmente ganador de las elecciones presidenciales de 2020 en las primeras horas de esta mañana. El flamante presidente tomará posesión del cargo el próximo 20 de este mes.