Joe Biden cuestiona a Volodimir Zelensky porque “no quiso escuchar” sus advertencias sobre una invasión rusa

·5  min de lectura
El presidente ucraniano Volodimir Zelensky se reúne con militares del ejército durante una visita a la región de Kharkiv, a fines de mayo
El presidente ucraniano Volodimir Zelensky se reúne con militares del ejército durante una visita a la región de Kharkiv, a fines de mayo - Créditos: @STR

LOS ÁNGELES.- En momentos en que surgen las primeras dudas sobre la determinación del respaldo occidental a Ucrania, el presidente estadounidense, Joe Biden, dijo que su par ucraniano Volodimir Zelensky “no quiso escuchar” sus advertencias sobre la inminente invasión rusa.

A las pocas horas llegó sin embargo la respuesta de Kiev, donde el vocero presidencial pidió una aclaración y mencionó la desatendida petición ucraniana de sanciones preventivas para empujar a los rusos a retirar sus tropas.

“Mucha gente pensó que estaba exagerando” al mencionar un ataque ruso contra Ucrania antes de que comenzara, declaró Biden en una recepción en Los Ángeles para recaudar fondos para el Partido Demócrata.

“Pero sabía que teníamos información de que estaba ocurriendo. [El presidente ruso Vladimir Putin] iba a cruzar la frontera. No había ninguna duda y Zelensky no quería oírlo”, dijo el líder demócrata.

Joe Biden durante una visita a refugiados ucranianos en Polonia, a fines de marzo. Ahora las sonrisas cambiaron por los reproches.
Joe Biden durante una visita a refugiados ucranianos en Polonia, a fines de marzo. Ahora las sonrisas cambiaron por los reproches.


Joe Biden durante una visita a refugiados ucranianos en Polonia, a fines de marzo. Ahora las sonrisas cambiaron por los reproches.

Estados Unidos había empezado a advertir de los preparativos para una invasión de Ucrania mucho antes de que Putin anunciara una “operación especial” contra el país el 24 de febrero.

Estas advertencias provocaron la incredulidad e incluso críticas más o menos encubiertas de algunos aliados europeos, que consideraban que Estados Unidos era demasiado alarmista en ese momento.

La respuesta de Ucrania

El gobierno de Zelensky reaccionó al inesperado reproche de su aliado y dio cuenta de otra versión de lo que sucedió en los días previos a la fatídica invasión del Kremlin.

“El presidente pidió a los socios occidentales sanciones preventivas contra Rusia antes de que invadiera Ucrania”, dijo el vocero presidencial, Sergei Nikiforov.

Y es precisamente en esa petición de sanciones donde Kiev sostiene que no fue escuchado por sus socios occidentales. Según Nikiforov, Zelensky mantuvo tres o cuatro conversaciones telefónicas con Biden, en las que los líderes intercambiaron puntos de vista y evaluaciones de la situación respecto a la amenaza de invasión rusa.

“Por lo tanto, la frase «no quería oír» probablemente necesite una aclaración. Además, si recuerdan, el presidente pidió a los socios que introdujeran un paquete de sanciones preventivas para empujar a Rusia a retirar las tropas y reducir la tensión. Y en este caso podemos decir que nuestros interlocutores ‘no quisieron escucharnos’”, agregó.

Un convoy de vehículos militares rusos avanza hacia la frontera con Ucrania, el 23 de febrero de 2022 en Rostov. La invasión sucedió a la madrugada siguiente.
Un convoy de vehículos militares rusos avanza hacia la frontera con Ucrania, el 23 de febrero de 2022 en Rostov. La invasión sucedió a la madrugada siguiente. - Créditos: @Anadolu Agency


Un convoy de vehículos militares rusos avanza hacia la frontera con Ucrania, el 23 de febrero de 2022 en Rostov. La invasión sucedió a la madrugada siguiente. (Anadolu Agency/)

En efecto, Estados Unidos no aplicó las sanciones preventivas, alegando que no venían al caso y que preferían seguir otra estrategia, la de advertir a Putin sobre eventuales consecuencias si seguía con sus planes .

A mediados de febrero, el vocero del Pentágono, John Kirby, entrevistado por Fox News, descartó las sanciones preventivas que pedía Zelensky: “Si las usás primero pierden su efecto disuasorio, si castigás a alguien por algo que aún no ha hecho, entonces podría seguir adelante y hacerlo”, dijo Kirby.

“Creemos que hay un efecto disuasorio mientras las mantengamos en reserva, y hemos sido muy claros con la comunidad internacional y con el presidente ruso Vladimir Putin sobre la gravedad de las consecuencias económicas que podrían derivarse”, añadió Kirby.

También el asesor presidencial ucraniano, y negociador en las conversaciones con Rusia, Mykhailo Podolyak, le respondió a Biden durante una entrevista con Interfax: “No tiene sentido culpar a un país que durante más de 100 días resiste el poder del agresor ruso si los países clave del mundo no pudieron hacer nada preventivo para frenar a Rusia” antes de la invasión, dijo.

El liderazgo ucraniano y Zelensky entendieron que Rusia atacaría militarmente, dijo Podolyak, y la única duda era la escala del ataque. “Volodimir Zelensky tenía en su escritorio, continuamente, materiales analíticos basados en datos de inteligencia de calidad”, dijo Podolyak. “El presidente también estuvo atento a todas las palabras y advertencias de nuestros socios”.

Estrategia a largo plazo

Mientras la guerra continúa en su cuarto mes, y en coincidencia con el entredicho entre Washington y Kiev, un exjefe del Ejército británico acusó en cambio a los líderes occidentales de carecer de una estrategia a largo plazo.

El general Lord Richards dijo que el gobierno británico había adoptado una estrategia de “ver cómo va” y que no estaba mostrando “decisión”.

“En el mejor de los casos, existe lo que podría denominarse una estrategia incremental sin una sincronización temprana y decisiva de los fines, las formas y los medios. Es una estrategia de «veamos cómo va», es decir, no es realmente una estrategia”, dijo Richards al Daily Telegraph.

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una visita a Ucrania a principios de mayo para expresar su respaldo a Zelensky
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una visita a Ucrania a principios de mayo para expresar su respaldo a Zelensky


El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una visita a Ucrania a principios de mayo para expresar su respaldo a Zelensky

“En Londres, Washington o en cualquier otro lugar, todavía no se sabe cómo queremos que se desarrolle la guerra, o qué tipo de Rusia queremos formar, especialmente en la cuestión vital a largo plazo de las relaciones con China”, añadió.

A medida que la conmoción por la invasión del 24 de febrero remite, los analistas apuntan que el Kremlin podría beneficiarse de un conflicto más largo y enquistado, y de una posible pérdida de interés de Occidente, lo que podría presionar a Kiev para llegar a un acuerdo.

El presidente Zelensky ha rechazado ya las sugerencias occidentales de que debería aceptar algún tipo de compromiso, Su país, afirmó, decidirá sus propias condiciones para la paz.

Agencia AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.