Joe Biden se confundió de nuevo: tuvo dos lapsus en 10 segundos durante un discurso

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en el Centro Comunitario OB Johnson Park en Hallandale Beach, Florida, el 1 de noviembre de 2022
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en el Centro Comunitario OB Johnson Park en Hallandale Beach, Florida, el 1 de noviembre de 2022 - Créditos: @JIM WATSON

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Joe Bien, sumó dos errores a su lista de confusiones en menos de diez segundos durante un discurso en Florida a días de las elecciones de mitad de término.

En un acto de campaña en Hallandale Beach, Biden confundió la guerra estadounidense en Irak con la actual guerra rusa en Ucrania, y luego volvió a equivocarse cuando trataba de corregirse: nuevamente, se equivocó respecto de cómo murió su hijo Beau en 2015.

“La inflación es un problema mundial en este momento debido a la guerra en Irak y el impacto en el petróleo y lo que está haciendo Rusia”, dijo Biden durante un discurso en O.B. Johnson, Florida.

Cuando se dio cuenta del error, lo hizo notar: “Disculpen… la guerra en Ucrania”.

Entonces, quiso explicar el origen de su confusión: “Pienso en Irak porque allí murió mi hijo”.

De esta manera, el presidente demócrata volvió a cometer el mismo error que el mes pasado: dijo que su hijo Beau murió en Irak, cuando en realidad no fue así.

Beau Biden, quien fue fiscal general de Delaware y abogado militar de la Guardia Nacional del Ejército de Delaware, sirvió durante un año en Irak, hasta 2009, pero murió de cáncer cerebral en Estados Unidos el 30 de mayo de 2015.

Biden, quien a los 79 años es el presidente de mayor edad en la historia de Estados Unidos, cometió una serie de errores o lapsus en el último tiempo, un tema que generó inquietudes dentro del Partido Demócrata mientras ya comienza la batalla por las elecciones presidenciales de 2024.

Si bien Biden manifestó su intención de postularse para un segundo mandato, su edad se ubicó entre las principales preocupaciones de los votantes demócratas, según una encuesta realizada por The New York Times y la Universidad de Siena, en el que mencionaron que prefieren que el partido encuentre una alternativa.

El viaje de Biden a Florida se enmarcó en la recta final de la campaña para las elecciones legislativas de mitad de término del martes próximo.

El presidente estadounidense intenta transmitir la imagen de defensor de la clase media frente a una oposición republicana que, según él, defiende la causa de los más ricos.

Biden fue relativamente discreto durante la campaña para estas elecciones intermedias en las que se renueva la Cámara de Representantes, más de un tercio del Senado y una treintena de gobernadores.

Los sondeos prevén que el control de la Cámara de Representantes caiga en manos de los republicanos.

Tras un comienzo de campaña centrado en el derecho al aborto y la defensa de la democracia, y frente a los conservadores que critican la subida de los precios y el nivel de la delincuencia, el Partido Demócrata se concentra más ahora en las preocupaciones cotidianas de los estadounidenses.

Biden se esfuerza en presentarse como el “presidente de la clase media” en un contexto de inflación galopante.

El Partido Demócrata también ha pedido ayuda al expresidente Barack Obama y su innegable talento oratorio para movilizar a sus filas.

Biden y Obama participarán juntos el sábado en un mitin en Pensilvania, un estado muy disputado.

Agencias AFP y Washington