No tengo nada contra Joe Biden: AMLO

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 9 (EL UNIVERSAL).- Al asegurar que no tiene nada en contra de Joe Biden, virtual mandatario de Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no es juez electoral para felicitar al candidato demócrata, por lo que insistió en que esperará a que las autoridades de ese país concluyan el proceso electoral y den al ganador.

"Eso de pronunciarnos es como si fuésemos nosotros jueces electorales, si nuestra Constitución establece que debemos ser respetuosos y no debemos intervenir hasta que resuelvan los estadounidenses sus asuntos y no debe haber ninguna preocupación", dijo.

En su conferencia de prensa en Palacio Nacional, el presidente López Obrador señaló que sea cual sea el resultado, no habrá una mala relación con el gobierno de

Estados Unidos.

"Quiero dejar de manifiesto, informarle al pueblo de México, en cuanto a las elecciones de Estados Unidos, la postura del Gobierno que represento es la de esperar a que las autoridades de Estados Unidos encargadas del proceso electoral decidan sobre el ganador a la Presidencia.

"No podemos actuar de manera imprudente, no solo es un asunto de forma, es también de fondo. Yo tengo la facultad, y al mismo tiempo la obligación de ajustarme al

mandato constitucional, en cuanto a política exterior, y es muy claro el artículo 89 de la Constitución, fracción 10", refirió.

Señaló que habló con el canciller Marcelo Ebrard sobre el tema en donde expusieron que serían criticados por sus opositores para señalar que no están haciendo bien las cosas por no reconocer a Biden como lo hicieron otros países.

"El esperar no significa que nosotros vamos a estar avalando de que hubo fraude, eso no lo sabemos ni nos corresponde, eso lo tienen que resolver los jueces en Estados Unidos.

"Pero en el caso nuestro, recuerdo que en la elección de 2006 por la política de los diplomáticos, que a veces son muy afanositos, armaron todo para que empezaran a llover las felicitaciones, y se dio el caso que no había una decisión en México y el presidente (de España) Zatapero ya estaba felicitando a Calderón. Una imprudencia", dijo.