Jimmy Butler revela qué le pasa al Heat y por qué no hay que encender las alarmas

Daniel A. Varela/dvarela@miamiherald.com

El Heat, luego de terminar en el primer lugar de la Conferencia Este la pasada campaña con muchos lesionados, ha comenzado en esta con un preocupante 2-5, sin apenas jugadores lastimados, pero ni mucho menos ha tirado la toalla.

Se ha dicho que está fallando el ataque, que faltan tiros, que la defensa no es la misma, que Caleb Martin no es PJ Tucker, que este equipo no le alcanza y que Jimmy Butler otra vez necesita ayuda.

En todos estos comentarios puede haber algo de verdad, pero Butler sí sabe lo que pasa.

“Sí, tenemos récord de 2-5, pero tenemos tiempo”, expresó Butler.

“Solo tenemos que jugar con un poco más de urgencia y darnos cuenta de lo frágil que es esto, confiar unos en otros y jugar basquetbol de la manera correcta en ambos lados de la cancha. Hay muchas cosas buenas, así que no me desanimo”.

“Nosotros podemos jugar mejor. Solo tenemos que hacerlo de manera consistente”, añadió el estelar delantero de Miami.

Y Jimmy tiene mucha razón, se está jugando con demasiada displicencia y esto es la NBA.

Si el Heat terminó la pasada temporada entre los cinco equipos que mejor defendió en la liga, no es por Tucker sino por el trabajo de equipo, de ayudas, de sacrificios, algo que apenas se ha visto en este inicio (puesto 19).

El equipo está como si no le importara ganar estos partidos, juega sin agresividad y no solo en defensa.

En ataque falta atacar más el aro, disparar con confianza desde el rango medio y sobre todo faltan los triples (34.8) y eso tiene que ver en gran parte porque no se está confiando en Duncan Robinson (36.4%), el mejor tirador de tres del equipo.

Poco vale eso de que Tyler Herro y Martin se están adaptando a ser titulares o que Victor Oladipo (rodilla) no ha podido debutar y mucho menos que Max Strus ahora se está acomodando a la segunda unidad.

Lo que más importa es que el entrenador Erik Spoelstra no ha logrado dar con la tecla y encontrar un buen quinteto cerrador.

Si bien Martin solo ha tenido un juego bueno, y no es el delantero de poder que se precisa, en este Heat se nota que es necesario.

No es el caso de Gabe Vicent, quien a pesar de haber tenido también solo un buen partido es el séptimo que más juega (21 minutos), por encima de Robinson (12) y del centro Dewayne Dedmon (10), pese a tener problemas en la pintura.

De hecho se ha sobreutilizado la alineación pequeña y esta no ha funcionado.

Y sin Omer Yurkseven y el novato Nikola Jovic, el equipo ha quedado expuesto ante rivales más altos. Está en el puesto 27 en rebotes y últimos en bloqueos.

Bam Adebayo está luchando con encontrar la regularidad, pero la verdad es que no tiene ayuda y Vicent no se la puede dar.

De igual modo todos, incluyendo a Spoelstra, saben que algo está pasando y tienen que resolverlo, comenzando este martes ante los Warriors y el miércoles ante los Kings, con quienes jugaron los últimos dos encuentros (0-2) y ahora le devuelven la visita en el FTX Arena.

Queda demostrado en Sacramento que este Heat tiene muchas carencias y no sabe cerrar

No será fácil, pero sí una buena prueba para ver si pueden jugar más consistente como dice Butler y si en verdad tienen madera para llegar a discutir el título, como también afirmó.

“Todavía vamos a ganar el campeonato, y no me importa lo que diga nadie”, declaró Butler. “Cuente con nosotros. Vamos a ganar el campeonato. Lo estoy diciendo. Me importa un bledo que empezáramos 2-5”.

De modo que hay que detener a los que tienen el dedo cerca del botón. Si lo dice Butler, todavía no hay que encender las alarmas.