Jill Biden y Anthony Fauci visitan clínica de vacunación en Kissimmee: “Queremos que todos estén protegidos”

·4  min de lectura

La Primera Dama Jill Biden visitó una clínica de vacunación en Kissimmee el jueves por la tarde junto con el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, como parte de una campaña de la administración Biden para aumentar la vacunación contra la COVID-19 a medida que disminuye la demanda.

Acompañados del congresista Darren Soto, pidieron al 44% de los floridanos que se estima aún no están totalmente vacunados que que realicen la gestión, citando la seguridad, efectividad y el hecho de que las dosis son gratis.

“Eso no es suficiente”, dijo Biden en torno al 56% de los floridanos elegibles que han recibido al menos una sola dosis. “Queremos que todos estén protegidos”.

La visita se da a la par con declaraciones de la administración esta semana reconocmiendo que la nación no alcanzaría su objetivo de vacunar al 70% de los adultos estadounidenses con al menos una dosis para el 4 de julio. Florida, aunque supera a sus estados vecinos en el sur de EE.UU., también se quedará corta.

Aproximadamente el 66% de los adultos estadounidenses hasta ahora están vacunados, y aproximadamente el 63% de los mayores de 12 años reciben al menos una dosis.

En Osceola, donde Biden visitó un centro de salud, alrededor del 63% de las personas elegibles han recibido al menos una dosis y el 66% de las personas elegibles. Ese condado, sin embargo, ha vacunado a casi todos sus adultos mayores, con más del 95% de ellos vacunados al menos una vez. Sus cifras coinciden con las del estado: el 64% de los adultos tiene al menos una inyección.

En el sitio de vacunas Osceola Community Health Services en la Fortune Road de Kissimmee, Fauci y Biden saludaron a los ocupantes de dos vehículos llenos de personas para vacunarse.

“¿Es esto un asunto de familia?”, preguntó Fauci a los ocupantes del vehículo, un Range Rover blanco, antes de que fueran vacunados.

Cuando el segundo automóvil se detuvo, fue Biden quien rompió el hielo.

“¿Por qué viniste hoy? ¿Fue para ver al Dr. Fauci?, preguntó. Cuando se alejaron, ella se volvió hacia los reporteros reunidos cerca y exclamó: “¿Ves lo fácil que fue?”.

Después de saludar al personal que administraba las vacunas y a algunos autos en la fila, Biden y Fauci se reunieron con un grupo de líderes comunitarios, incluido el padre José Rodríguez, sacerdote de la Iglesia Episcopal Jesús de Nazaret en Azalea Park, Johanna López, miembro de la Junta Escolar del Condado de Orange, la representante estatal Anna Eskamani, entre otros.

En sus declaraciones iniciales, Biden expresó su sentir ante el colapso de un edificio de condominios en Surfside, donde al menos 99 personas aún no están contabilizadas. Indicó que tanto ella como el presidente Joe Biden estaban tristes ante la noticia que trascendió esta madrugada. “Nuestros corazones están realmente con todos los floridanos hoy, ya que todos nos despertamos con esta horrible tragedia en las noticias”, dijo.

En declaraciones preparadas, Soto, demócrata de Kissimmee, dijo que las tasas de vacunación en Osceola necesitaban un refuerzo. “Las tasas de vacunación en Florida y el condado de Osceola, particularmente en la comunidad hispana, son alentadoras. Pero podemos hacerlo mejor “, dijo.

Pero podría resultar difícil para Florida aumentar su tasa de vacunación. Desde la semana del 9 de abril, cuando se administraron más de 1.3 millones de dosis en todo el estado, el número ha bajado casi todas las semanas hasta que se redujo a aproximadamente 373,000 inyecciones la semana del 11 de junio, la semana más reciente disponible.

El estado también está terminando sus clínicas móviles de vacunación esta semana. Las clínicas aparecieron en todo el centro de Florida en asociación con iglesias, políticos locales y otros grupos para llegar a las comunidades desatendidas.

Eso deja gran parte de la carga a los gobiernos locales y al sector privado, donde las vacunas están disponibles en casi todas las farmacias privadas, así como en hospitales, consultorios médicos y clínicas de atención de urgencia.

En el sitio de Osceola, los niños de 12 a 18 pueden recibir una vacuna Pfizer, mientras que los adultos pueden elegir entre las vacunas Moderna y Johnson & Johnson.

Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, ha dicho recientemente que la variante Delta, descubierta por primera vez en India, es la mayor amenaza para que Estados Unidos supere la COVID-19.

El miércoles, los funcionarios de salud del condado de Orange anunciaron la primera docena de casos allí y especularon que sería la cepa predominante en Florida Central en unas semanas.

Fauci, a quien Soto presentó como “el médico de Estados Unidos”, aplaudió a las organizaciones comunitarias y a los funcionarios de salud por administrar vacunas y dijo que la nación derrotaría a la COVID-19.

“Dejaremos esto atrás”, dijo Fauci. “La vacunación es la solución”.

*La historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Ryan Gillespie. La traducción fue realizada por Ingrid Cotto, reportera de El Sentinel Orlando.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.