Jesús Hernández Alcocer, el 'abogado' con conexiones políticas que mató a Yrma Lydya

·4  min de lectura
Jesús Hernández Alcocer e Yrma Lydya. (Twitter/JLM_Noticias)
Jesús Hernández Alcocer e Yrma Lydya. (Twitter/JLM_Noticias)

Jesús Hernández Alcocer fue el hombre que disparó contra la cantante Yrma Lydya el día de ayer en el restaurante Suntory en la Colonia del Valle de la Ciudad de México. Eran esposos. El feminicidio ha impactado a todo el país y ha traído de vuelta a la conversación la infame violencia machista que azota a México, en donde aproximadamente diez mujeres son asesinadas todos los días.

Pronto las informaciones sobre Hernández Alcocer, supuesto abogado de profesión, corrieron como pólvora en las redes sociales. En un principio, cuando la noticia de un asesinato en el lujoso restaurante japonés se dio a conocer, nadie imaginó que el caso entrañara tantas conexiones de nivel público, mediático y político. En el caso de Yrma Lydya, se ha recapitulado que a sus 21 años era una joven promesa de la música mexicana, con incursiones de buena proyección en el colectivo ‘Grandiosas’, al que también pertenecen figuras consagradas como Alicia Villarreal.

Por su parte, Hernández Alcocer es un jurista de 79 años que fungió como asesor legal del Onésimo Cepeda, fallecido obispo de Ecatepec, que en 2011 enfrentó un juicio por un fraude de 130 millones de pesos. En redes sociales se han difundido imágenes en las que Hernández comparte carcajadas con el sacerdote tras darse a conocer un veredicto favorable para Cepeda. También se ha dado por cierta la información de que el presunto feminicida fungía como proveedor de la Secretaría de Seguridad Pública durante la gestión de Genaro García Luna, hoy preso en Estados Unidos y acusado, entre otros cargos, de tráfico de cocaína.

Aunque Jesús Hernández Alcocer ejerció como abogado por más de cincuenta años, en el registro de cédulas profesionales (de acceso público y que se puede consultar en esta liga) es visible que su título fue emitido recién en el 2017. La institución a cargo de validar su profesión, la Universidad del Distrito Federal, goza de poco o nulo reconocimiento.

De acuerdo con una fuente citada por El País, Hernández estudió Ciencias Políticas pero dejó trunca la carrera y, posteriormente, llegó al mundo de la abogacía, en el que tejió importantes lazos políticos. El diario también recordó que hace unas semanas Hernández e Yrma ofrecieron una comida multitudinaria en la casa del letrado, ubicada en el Pedregal, con la intención de promocionar la carrera artística de la joven intérprete.

Hasta el momento, se ha sabido oficialmente que el sujeto intentó escapar tras disparar en tres ocasiones contra Yrma Lydya. Con ayuda de su guardaespaldas, Hernández quiso abandonar el sitio, pero justamente otro guardaespaldas de un comensal logró evitar que el abogado se diera a la fuga y pudo contenerlo hasta la llegada de la policía (a quienes intentó sobornar), pocos minutos después. Pero el trasfondo del feminicidio todavía no ha quedado claro, pues algunas versiones recabadas por El Universal hablan de que Yrma confrontó a su esposo por haberlo encontrado con otra mujer.

El caso de Yrma Lydya ha volcado a la opinión pública en este tétrico caso que cuenta con reminiscencias del machismo mexicano más rancio. No es que la violencia feminicida no forme parte del día a día en este país, pero desde diversas tribunas se ha querido adjudicar este tipo de casos a entornos desamparados, como el Estado de México, en donde la falta de seguridad y las dificultades para acceder a la justicia han sido el caldo de cultivo perfecto para conformar un círculo rojo para el género femenino.

Después de que la opinión pública se sacudiera hace dos meses con la desaparición y feminicidio de la joven Debanhi Escobar, el caso de Yrma Lydya vuelve a poner los focos en uno de los asuntos que desangra a México, como lo es la violencia machista. En esta ocasión, fue a la vista del público, en un restaurante de lujo, con intentos de fuga exprés y de soborno, como se hubiera leído en alguna nota roja de hace cincuenta años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El nuevo método para abrir tu auto y burlar la alarma.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.