Jesuitas preocupados en México por la 'seguridad de sus parroquias' tras asesinato de dos sacerdotes

·1  min de lectura

Este lunes fueron asesinados en México dos sacerdotes jesuitas dentro de una iglesia rural en el estado de Chihuahua, en la sierra Tarahumara, una zona que ha sido copada por el crimen organizado. Los dos curas llevaban décadas dedicados a las misiones indígenas de la Comunidad de Jesús, que reclama justicia y protección a las autoridades mexicanas.

Javier Campos Morales, de 79 años, y Joaquín César Mora Salazar, de 80 años, fueron asesinados a balazos en su iglesia, en el poblado de Cerocahui, una comunidad indígena de la sierra de Chihuahua. El atacante armado venía buscando a otro hombre que se había refugiado en el templo católico y que también fue asesinado. La dirección jesuita, conmocionada por estos homicidios, reclama que los criminales devuelvan los cuerpos que se llevaron de la Iglesia nada más cometer el crimen.

Jorge González Candia es sacerdote y asistente del Sector Social de la Compañía de Jesús.

Jorge González Candia - Pedimos la entrega de los cuerpos y la investigación de los hechos. Creemos que lo ocurrido tiene mucho que ver con la situación que vive el país. Pedimos un cambio en la política de seguridad. Se necesita otro tipo de estrategia, más local, con mayor investigación, con una mejor actuación, con una mejor coordinación. Eso es lo que vemos que está fallando tanto en el gobierno federal como en el estatal.

RFI - ¿Cómo es la sierra de Tarahumara, donde tuvieron lugar los asesinatos? ¿Hay gran infiltración de grupos criminales en la zona?

RFI - ¿Temen por la seguridad de las otras parroquias jesuitas en zonas indígenas? ¿Van a retirar a sus religiosos?


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.