Jessi Uribe: La ranchera tendría que ser más respetada y reconocida en los Grammy

Bogotá, 24 oct (EFE).- El cantante colombiano de música popular, Jessi Uribe, quiere conseguir un Grammy en algún momento, pero para ello, según afirma en una entrevista a EFE, la ranchera y el género popular debería ser más respetado y reconocido.

"Quiero tener algún día un Grammy y para ello el género de nosotros tiene que ser respetado y reconocido en esos premios importantes", explica el cantante colombiano, que considera que "a la ranchera le dan mucha fuerza los artistas nuevos" como él.

También afirma que la música ranchera y su cultura sigue siendo muy popular y tiene mucha fuerza en Colombia. "La ranchera realmente la revive todavía Alejandro Fernández, Cristian Nodal es un ranchero regional (...) La cultura ranchera en este país es muy fuerte", expresa.

Tras participar en concursos colombianos de música como "La Voz Colombia" o "A otro nivel", el artista de música popular nacido en Bucaramanga, capital del departamento de Santander, se ha convertido en uno de los artistas más reconocidos de música popular y ranchera en Colombia y actuará el próximo 10 de noviembre en el Movistar Arena de Bogotá.

Con respecto a su relación con este género musical, para Uribe es muy especial porque "la primera canción y el primer género" que escuchó en su vida fue ese, lo que le ha llevado a tener como referentes a Joan Sebastián, su ídolo "más grande", y también Vicente Fernández, Juan Gabriel, José Alfredo Jiménez y muchos otros.

"Ser parte de la música popular es una bendición porque la popular es una ramita de la música ranchera entonces siento que hago parte de la misma familia", reconoce.

Inicios en la música

La separación de su madre y su padre cuando él tenía 15 años le llevó a tener que ganarse la vida por su cuenta, de forma que tuvo que salir a trabajar, se aprendió "como cinco o seis canciones rancheras", se puso "el traje" y se fue a cantar, momento en el que fue contratado como mariachi.

"Cuando vi que me empezaron a contratar de mariachi me di cuenta de que me iba a ganar la vida con eso, ya no quise estudiar ni hacer nada", señala Uribe.

Su carrera como mariachi duró 7 años, hasta los 22, cuando llegó a un punto de su vida que "quería cambiar, presentarme a realities, salir".

Además, hubo un suceso importante para él que le llevó definitivamente a alejarse del mundo mariachi porque fue "una explosión" para él.

"Una vez estaba en una discoteca y una mujer me echó un trago de aguardiente en los ojos porque no lo recibía, ese día me sentí de lo peor, muy mal y hasta el momento no volví a trabajar de mariachi", rememora.

Desde ese momento, y después de participar en varios concursos, trabajar en "discotecas, bares, en la calle" y aprenderse rancheras, a las que terminó cogiendo "mucho cariño", Uribe dio el paso al mundo profesional con "Dulce Pecado", canción que le abrió muchas puertas, y "La Culpa", la que más le ha marcado porque "es la que más ruido ha generado" en sus plataformas y marcó "un antes y un después".

Referente de la música ranchera

A pesar de que durante su juventud le gustaba "la balada, lo romántico", la vida lo llevó a trabajar en la ranchera, y después de tener que aprenderse unas rancheras "le cogió más cariño a eso", explica el cantante de 36 años, que además valora que "con la balada no me contrataban pero sí en el mariachi".

No obstante, Uribe todavía siente que su carrera "realmente está comenzando". "Siento que la pandemia nos reseteó a todos, ese fue como el punto de partida nuevamente", señala sobre el momento actual en el que se encuentra su carrera profesional.

Álvaro Villaverde

(c) Agencia EFE