Jessi Uribe y Paola Jara van por 'La Conquista' de los inmigrantes latinos en Estados Unidos

·13  min de lectura

Jessi Uribe y Paola Jara gozan de una enorme popularidad en su país natal Colombia, pero su música ha traspasado las fronteras de países como Ecuador, Venezuela, Chile, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Puerto Rico, Costa Rica, Bolivia y más.

“Somos de la misma familia. La música popular viene de la ranchera y es súper fuerte. Y nosotros estamos felices de formar parte de este género popular, ranchero o regional, como lo quieran llamar. Somos muchos los que hacemos parte de esto que día a día trabajamos lanzando música, haciendo entrevistas, cantando aquí, cantando allá”, dijo Uribe a Los Angeles Times en Español al lado de su esposa Paola Jara en un enlace vía Zoom desde su casa en Colombia.

Esta pareja de intérpretes colombianos se ha colocado en la escena internacional como importantes representantes de la música popular de Colombia, quienes luego de alcanzar la popularidad en Suramérica y Centroamérica, por fin han decidido dar la pelea de frente en las “grandes ligas”, pero no como rivales, sino como aliados de la música regional mexicana que se hace desde este lado del mundo y que va creciendo con la inclusion de propuestas como las que llegan de Colombia y que podrían cambiarle el nombre a un género que se denomina como regional mexicano al de Música Popular Regional Internacional Mexicana. “En algún momento va a pasar algo, nosotros vamos a pasar a ser parte de una sola familia, así como lo fue en la música urbana”, dijo Jessi.

Y la verdad no se equivoca. Con su propuesta, ya certificada en territorios de Latinoamérica, ambos han decidido unir fuerzas con los representantes del regional mexicano que se conocen en Estados Unidos y por supuesto en México, para intentar lo que un día hizo el género urbano de Puerto Rico con el de Colombia y lo que actualmente vienen haciendo representantes de Argentina, España y otras latitudes con el género urbano en la total globalización del género sin que las banderas, los colores y las nacionalidades marquen lineas divisorias, sino adiciones que en el caso del urbano al final dieron como resultado un solo género global.

“Antes solo se hablaba del reggaetón de Puerto Rico, era el reggaetón de Puerto Rico hasta que salieron tantos artistas de Colombia (como JBalvin, Maluma, Karol G) y de tantos lados, artistas urbanos y se convirtió todo en el género urbano. Ya nadie habla del género de Puerto Rico, sino que es un género urbano mundial”, agregó.

Jessi Uribe dice ser un fiel consumidor de música y asegura que ha conocido a artistas de Chile cantando rancheras, gente de Ecuador cantando también rancheras y eso lo ha sorprendido mucho. “Si ahora lo llaman regional mexicano, creo va a llegar el momento de que lo van a llamar regional latino, porque no solamente hay mexicanos cantando regional, hay chilenos, ecuatorianos, todos somos parte de una familia y si nos unimos, y hacemos esto un género regional latino vamos a cobrar muchísima más fuerza para estar mano a mano con el urbano”, explicó convencido Uribe.

La llegada de ambos a territorio estadounidense se da en el momento preciso en el que jóvenes como Christian Nodal, Ángela Aguilar, Leonardo Aguilar, Luis Coronel, Joss Favela, Álex Fernández, Carin León y otras figuras actuales que le han dado un nuevo respiro a lo que tradicionalmente se consumía con las leyendas del género y que luego heredaron Alejandro Fernández, Pepe Aguilar, Marco Antonio Solís, Aida Cuevas, Ana Gabriel, Guadalupe Pineda, Ana Bárbara, Alicia Villarreal, Jenni Rivera y otros representantes de una generación que tomaron el relevo de los leyendas Pedro Infante, Jorge Negrete, Miguel Aceves Mejía, Javier Solís, además de Antonio Aguilar, Vicente Fernández, Juan Gabriel, Lucha Villa, Lola Beltrán, Flor Silvestre, Chavela Vargas y muchos más.

“Todo eso revive la música y la mantienen vigente. Lo más importante y lo que más me gusta a mí es que ellos sí cantan, eso es lo bueno, que salen buenos cantantes porque el miedo era ‘pues, y después de Vicente qué’ y salió Nodal que tiene una voz increíble, la música que hace es hermosa. Entonces así es bonito que se reviva el género y en México tienen una camada de artistas que están rompiédola en todos lados. Está Ángela Aguilar que canta demasiado y ni hablar de Pepe Aguilar. Es bonito escuchar buena música”, expresó Uribe.

Paola nació en Antioquia (de donde es casualmente Juanes), un lugar donde la música popular colombiana también se conoce como carrilera o música de cantina. Es un género musical de fiesta que se originó ahí precisamente y donde localmente también la llaman guasca. Una propuesta con influencias del huapango, pero también del vals, de las tonadas, pasillos argentinos, boleros ecuatorianos y peruanos.

Por su parte, Jessi Uribe nació en Bucaramanga y hoy es considerado uno de los grandes representantes de la música ranchera en Colombia. Con su voz elegante y llena de matices, el joven artista muestra con orgullo la influencia que su propuesta tiene de la música regional mexicana especialmente del mariachi, de los corrido y la norteña. “En Bucaramanga, más que la popular fue muy fuerte la ranchera, había mucho mariachi, no sé porque llegaría tanta ranchera a Bucaramanga. Yo crecí con El Chavo del Ocho y las películas de Vicente Fernández todo el tiempo, mi papá (Fernando Uribe) es cantante de mariachi, así que toda mi vida ha girado alrededor de las rancheras”, señaló Jessi.

“Yo creo que no solamente Bucaramanga, en si creo que en Colombia somos consumidores de la cultura mexicana y no solamente en la música, sino en sus películas y en muchas cosas somos muy fans y seguidores de su cultura, entonces creo que ese intercambio cultural permitió que acá todos creciéramos con esa influencia de las rancheras que es muy cercano a nuestra música popular”, agregó Paola, quien guarda entre sus mejores recuerdos de inicio el haberle abierto un concierto en Medellín a Vicente Fernández junto a Alejandro Fernández y otro a Juan Gabriel. “Eso fue en el 2003, estaba iniciando mi carrera. Fue una experiencia que nunca se me va a olvidar. Ya te podrás imaginar el nivel de nervios, de responsabilidad y ansiedad que tenía porque crecí escuchando su música porque era, soy y seré siempre”, dijo emocionada.

Ellos y su equipo de producción saben muy bien que en Estados Unidos se convergen culturas inmigrantes que dejaron sus países de origen por un futuro mejor, pero antes de hacerlo empacaron en sus maletas sus gustos musicales, sus tradiciones y nunca han dejado de ser amantes y seguidores del género que hoy, tanto Paola como Jessi, representan en la industria.

Es por esa razón es que hoy se atreven a emprender “La Conquista Tour” por ciudades de este país como Houston, Boston, Orlando, Miami, New Jersey y Los Ángeles. “Y estamos muy felices de poder llevar esta gira y de cantar juntos en un show que hemos planeado durante muchos meses, que lo hacemos con todo el amor del mundo, que lo preparamos, lo estudiamos de la mano de Wakamba (Entertainment), que son personas responsables y que van a hacer un gran show”, dijo Paola, quien al igual que Jessi, es la primera vez que se estará presentando en Los Ángeles este 24 de julio en el Novo Theatre del LA Live.

“Yo la primera vez que estuve en Los Ángeles fue con Silvestre (Dangond) pero nos cancelaron el show y quedé con muchísimas ganas, así que voy con rabia y ha desquitarme en el escenario para entregarles todo”, agregó con simpatía Jessi.

“La Conquista Tour”, un show de dos horas y media en el que se cuenta una historia entre canción y canción, pero no se trata de despecho, aunque lloran y beben sus protagonistas en el escenario con una buena canción de despecho. ”Eso es interpretar y la verdad es que nos metemos en un papel y de eso se trata nuestro show, que no es un show sino vivencias. Ella me tira duro a mí y yo a ella”, describió Uribe.

“La Conquista Tour”, en este caso llega desde Colombia, no desde España como ocurrió en la época de la Conquista en Latinoamérica. Hoy Jessi y Paola al parecer llegan como conquistadores con su bandera en alto y armados de talento y ganas para encontrar entre el público latino de Estados Unidos el mismo éxito obtenido en Suramérica. “Sabemos que el público que asiste a nuestros conciertos en Estados Unidos es latino cien por ciento. De Colombia, de Ecuador, donde nos quieren muchísimo, de Venezuela, Chile, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Puerto Rico, Costa Rica, Bolivia y de todas estas zonas que es desde donde nos escriben (en las redes sociales) y esa es la gente que va a asistir a nuestros conciertos, entonces estamos tranquilos porque sabemos la calidad de gente que va a ir y el cariño que nos tienen. Estamos ya ansiosos de estar allá”, expresó con emoción Jessi.

Cantantes colombianos como Darío Gómez, Jhonny Rivera, Las Hermanitas Calle y Helenita Vargas han sido inspiración para ambos en la decision de meterse de lleno en esta musica tan querida por los latinoamericanos. Paola dice que eso ha sido “total y admirándolos a ellos que han sido grandes pioneros de nuestro género y quienes iniciaron todo. Jessi y yo tenenos en común que ambos crecimos escuchando rancheras y tenemos a esos exponentes del regional mexicano y de la ranchera que admiramos tanto”, señaló la antioqueña.

La puerta está abierta

En el año 2017, Majida Issa, cantante colombiana, fue nominada a los Latin Grammy en la categoría a Mejor álbum de música ranchera/mariachi por su producción “Pero No Llorando”, mientras que este año Jessi obtuvo una nominación a Premio Lo Nuestro en la categoría “Colaboración del año regional mexicano” por el tema “El alumno”, el cual grabó junto a Joss Favela. Y en el 2021 Uribe fue considerado en las postulaciones a Premios Juventud en las categorías a Nueva Generación Regional Mexicano y Mejor Canción Mariachi-Ranchera, también por el “Alumno”, nominaciones que dan por sentado que los colombianos ya cruzaron la puerta en las categorías de regional mexicano sin ser mexicanos. “Entonces uno dice, ‘pero yo soy colombiano’. Y si se hiciera esto de unirnos sería mucho más bonito porque nosotros como música popular no estamos ni siquiera en los Grammy (como categoría individual) como género”, explicó Uribe, quien además de colaborar con Joss Favela, lo ha hecho con Carín León, Espinoza Paz y Pipe Bueno, entre otros.

Tras estas colaboraciones entre exponentes del regional y el popular, ahora nos preguntamos ¿cuál es la linea que divide a la música popular colombiana y la música regional mexicana? Jessi tiene su punto de vista.

“Los mexicanos son muy marcados en su forma de escribir e interpretar. Una cosa es cantar popular o regional y otra cosa es cantar rancheras. Las rancheras se cantan distinto, pero sí somos de la misma familia. Y si hablamos de rancheras con respecto a la popular es que la ranchera tiene violines, pero ya nosotros estamos haciendo música popular con violin, entonces ya es una fusión completa en una sola familia”, dijo.

Sin embargo, sabemos que México siempre ha sido muy celoso de su música y sus tradiciones, pero la vez son muy agradecidos con los que le rinden tributo a su cultura y sus canciones. Con la propuesta que llega de Colombia se podrían generar reacciones y eso lo sabe bien Uribe, quien está convencido que eso no será un problema. “En estos tiempos la música es muy universal. Se hacen muchas colaboraciones. Yo he hecho algunas con Joss, con Carín, con Espinoza y entonces la mente está abierta para eso. Y sino, ¿Por qué graban con uno? Pienso que lo hacen porque encuentran en uno un talent que le llega a otra gente. Ellos pueden tener muchos seguidores en muchas partes del mundo, pero nsotros también los tenemos en otras partes del mundo. Y cuando eso se una es que podremos llegarle a muchísima más gente para llegarle a los corazones con interpretaciones nuevas. Cuando hemos grabado con ellos los he sentido honestos, porque son gente súper nobles, talentosos y lo que quieren es trabajar en la música actual, porque en la música actual no hay envidias”, expresó convencido.

A través de la plataforma de streaming de Netflix el público de otros países ha podido conocer la música popular de Colombia. Y una de esas producciones que lo mostró fue “Amar y Vivir”, una telenovela de Caracol en la que Paola y Jessi tuvieron una participación especial, cantando y actuando en algunos de los 69 episodios de esa serie protagonizada por Ana María Estupiñan y Carlos Torres. Ahí Paola compartió un dueto de su éxito “Que sufra, que chupe y que llore” con la protagonista Ana María en un papel de una joven cantante debutante, mientras que a Jessi se le vio interpretándose a si mismo e invitando a la protagonista de la serie, Irene “La Milagrosa”, a cantar con él en un concierto, exponiendo así varias propuestas de lo que es la música popular y la ranchera de Colombia. “’Que sufra, que chupe y que llore’ es una de mis canciones que canté con una colega del género que es Francy y en la participación que tuve en ‘Amar y Vivir’ la canté con Anita, pero hace parte de mi show”, aclaró Paola.

Jessi Uribe, quien en una oportunidad compartió uno de los escenarios más importantes de Bogotá con Los Ángeles Azules, viene también de haberle abierto algunos de los conciertos que hizo Alejandro Fernández y Christian Nodal, compromisos que nuevamente se retomarán en octubre y noviembre de este año en plazas de Suramérica y Centroamérica. “Y es muy bonito de poder llevar nuestra música con artistas como ellos”, dijo el cantante colombiano de 35 años de edad.

Pero antes de ese recorrido, Jessi se encuentra enfocado en la serie de conciertos que hará con Paola para darle rostro presencial a los temas que el publico de Estados Unidos los han conocido a través las plataformas como “Dimelo en la cara”, “La ley de la vida”, "Dulce Pecado", "Alguien me gusta", "Ok" y el más reciente “Mi debilidad”, mientras que Paola Jara lo hará con canciones como “Murió el amor", "El Cigarrillo", "Dónde estabas tú", 'Mientes", "Sí, como no", su versión del éxito de Yuridia "Amigos no por favor" y duetos como “La boda”, “La Conquista”, "Como Si Nada" y muchos más.

Jessi y Paola, quienes acaban de casarse este año y vienen de celebrar su luna de miel en Dubai, cuentan que tuvieron que enfrentar varias adversidades para estar juntos. Ambos venían de tener una relación con otras personas, pero el amor prevaleció entre ellos y los unió como si se tratara de una telenovela. “Nosotros hemos vivido una novela. Hay muchas cosas, pero todo lo borra la buena música, las cosas bonitas, los fans nos quieren muchísimo y siempre han estado con nosotros", dijo Uribe quien al lado de Paola continuará la celebración de su union. De hecho todavía lo están festejando y aprovecharán este recorrido por Estados Unidos para continuar la luna de miel. “Ojalá sea todo el año”, dijo Jessi.

“Y por supuesto allá en Estados Unidos tener la oportunidad, no solamente de cantar, sino también de compartir como pareja, eso es muy lindo. Es un proyecto que me encanta precisamente porque nos permite viajar, de compartir la misma pasión, de estar juntos en el escenario. Es muy lindo hacer ‘La Conquista’ juntos”, dijo Paola Jara, de 37 años de edad.

“Porque será un mano a mano, que no se lo pueden perder, pues estaremos cantando nuestra música, pero también vamos a cantar otras cosas que no tienen ni idea y que nunca nos han escuchado cantar en nuestros conciertos”, adelantó Paola en esta oportunidad.

Y hablando de oportunidad, el público podrá tenerla, pues también podrán escuchar en vivo el éxito “Una oportunidad” de Jessi Uribe, tema de la banda sonora de la telenovela “Quererlo todo” de la cadena TelevisaUnivisión.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.