Jesús muere en la cruz en solitario por segundo año

·1  min de lectura

Eduardo Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, abril 3 (EL UNIVERSAL).- Sin público presencial, pero con 6 millones de espectadores por televisión y redes sociales, este Viernes Santo Jesús murió en la cruz, pasaje bíblico cumbre de la representación 178 de la Pasión de Cristo que realizan los habitantes de Iztapalapa.

Por la pandemia del Covid-19, la escenificación que reúne a millones en Semana Santa, ahora, por segundo año consecutivo, fue a puerta cerrada en el atrio de la Catedral de la demarcación.

Sin embargo, la fe provocó que 150 nazarenos intentaran hacer el recorrido por las calles, pese a que se había anunciado que este año no estaría permitido.

Desde las 7:00 horas inició el operativo en la alcaldía con el cierre de calles para evitar que algún curioso se acercara. Tras la escenificación de los pasajes bíblicos como las caídas de Jesús y la Crucifixión, cerca de las 17:00 horas concluyó la transmisión.

"Tenemos saldo blanco", informó la alcaldesa Clara Brugada, y felicitó a los actores y a los habitantes de los ocho pueblos, quienes no salieron a las calles en medio de la pandemia, y destacó que se antepuso la salud en este evento que da identidad a Iztapalapa y conservar la tradición.

Por su parte, el vicepresidente del Comité Organizador de la Semana Santa en Iztapalapa (Cossiac), Tito Domínguez Cerón, resaltó que este año los actores tuvieron el reto de ensayar de manera virtual, pues solamente en dos ocasiones se vieron para realizar las pruebas generales.