Jersey: la lucha de la pequeña isla del canal de la Mancha por salvar su lengua nativa

·5  min de lectura
En 2019, año internacional de los Idiomas Indígenas, el gobierno de Jersey -perteneciente a la corona británica- declaró oficial el jèrriais, sumándolo al inglés y al francés
Shutterstock

SAINT OUEN, Jersey.- “Somos la última generación de hablantes nativos del ‘jèrriais’”, dice con tristeza François Le Maistre, de 84 años, sobre esta lengua vernácula de la isla británica de Jersey, ubicada en el canal de la Mancha, al oeste de las costas francesas de Normandía. El idioma local se encuentra bajo cuidados intensivos ante su peligro de extinción frente a la hegemonía del inglés.

”Es muy triste perder la esencia misma de tu cultura”, afirma, mientras toma té y pasteles con su hermano Jean, de 77 años, en un salón de su casa con vistas a un jardín con el pasto perfectamente cortado, en el pequeño pueblo de Saint Ouen.

Saint Helier
Shutterstock


Vistas de Saint-Helier la capital de Jersey; las escuelas locales integraron el jèrriais en los planes de estudio en 2020 y los profesores recurren a la tradición buscando infundir identidad cultural a los alumnos (Shutterstock/)

De niños “no hablábamos otra cosa en casa”, explica sobre este idioma, derivado del normando francés con influencias escandinavas, cuyos registros remontan al siglo XII.

Ahora, los 100.000 habitantes de este pequeño paraíso fiscal viven casi exclusivamente en inglés, dado que el idioma se impuso a mediados de los años 1940, cuando Jersey dejó de basarse en la agricultura y giró hacia el turismo y el comercio con el Reino Unido.

”El jèrriais era considerado un idioma de campesinos” que no merecía preservarse, recuerda Jean, igual que la lengua, similar pero distinta, de la vecina isla de Guernsey.

Los maestros castigaban a los pequeños que lo utilizaban, una situación muy diferente a la actual, en la que se busca salvar aquella lengua.

En 2019, año internacional de los idiomas indígenas, el gobierno de Jersey -perteneciente a la corona británica, pero independiente del Reino Unido- lo declaró oficial, sumándolo al inglés y al francés, y propulsó su enseñanza.

Siguen el modelo de la también británica Isla de Man, cuya lengua, el manx, de origen celta como el irlandés, el escocés, el galés y el córnico -otros cuatro idiomas entre paños calientes en el Reino Unido- fue declarada extinta en 1974.

”Con fuerte inversión, mucho tiempo y esfuerzo, lo revitalizaron y ahora tienen una escuela primaria en manx, donde los niños aprenden utilizando su lengua nativa (...) pero empezaron hace 40 años y es un largo camino”, explica Susan Parker, una de los siete profesores de jèrriais que tiene la isla.

El idioma en los colegios

“Comment qu’tu’es?” (¿cómo estás?), pregunta Susan a una clase de niñas de 7 años en la Beaulieu Convent School de Saint Helier, la capital de la isla.

Se levanta una marea de manos y los ojos de las pequeñas se iluminan: “J’sis d’charme” (estoy bien), “J’sis mangnifique” (estoy fantástica), responden.

Después, con delantales de cuadros y pañuelos al cuello, que recuerda al traje folclórico de Jersey, aprenden una danza tradicional, antes de escuchar una leyenda local que otro profesor, con una larga remera y sombrero con plumas, relata en jèrriais gesticulando mucho para ayudar a la comprensión.

Las escuelas integraron el jèrriais en los planes de estudio en 2020 y los profesores recurren a la tradición buscando infundir identidad cultural a unos niños que no lo aprenden en casa.

La gente camina por la arena durante la marea baja hacia el Castillo de Elizabeth en St Aubins's Bay, desde St Helier, en la isla británica de Jersey
OLI SCARFF


La gente camina por la arena durante la marea baja hacia el Castillo de Elizabeth en St Aubins's Bay, desde St Helier, en la isla británica de Jersey (OLI SCARFF/)

”El número de hablantes nativos se está acercando al nivel por debajo de 800 y eso significa peligro de extinción (...) así que estamos trabajando muy duro para revitalizarlo”, explica Parker.

En el último registro de 2012, 1% de habitantes afirmaba dominarlo pero “perdemos hablantes entre las personas ancianas más rápido de lo que ganamos entre los jóvenes”, explicó la lingüista Geraint Jennings.

Para Atticus Mawby, estudiante de 21 años, “si el jèrriais muere, Jersey pasaría a ser solo una parte más de Gran Bretaña”.

“Por eso creo que ésta es la mejor manera de mantener vivo nuestro patrimonio independiente”, consideró este joven, recientemente inscrito a los talleres de conversación que Jennings organiza, cinco días por semana, en diferentes puntos de la isla.

Medios y redes sociales

Los lunes, por ejemplo, se trabaja en el mundo de los negocios en el “work café” del Banco Santander en Saint Helier. “Queremos hacer que la gente diga (...) quiero jèrriais en mis productos o en mi tienda” y que utilicen logos bilingües, explicó la lingüista mostrando los billetes de libras locales, impresos en las tres lenguas oficiales.

Hasta el momento, sin embargo, en las calles de casas victorianas con fachadas color pastel hay muchas más inscripciones en francés, idioma en el que durante siglos se escribieron las leyes de Jersey, que en jèrriais.

Tampoco hay medios de comunicación en esta lengua, más allá de cinco minutos semanales en la radio BBC. ”Ayudaría tener películas, tener cines y otras cosas”, reconoce Mawby, uno de los 15 participantes entre 20 y 80 años que practican en la cafetería del Jersey Museum.

Isla Jersey
Shutterstock


El 1% de habitantes afirmaba dominar el idioma nativo en la isla para 2012 (Shutterstock/)

Algunos aprenden los números mediante un juego de dados, otros conversan con mayor o menor fluidez. Pero, según consideró Jennings, “la mejor manera de llegar a los jóvenes (...) son las redes sociales” porque “quieren cosas a la carta: ‘¿cómo se dice esto?’, lo buscan en internet y pueden ver un vídeo”.

Ante el riesgo de caer en barbarismos, la Academia del Jèrriais recurre al conocimiento de los últimos nativos como Le Maistre.

Pero, ¿cómo definir términos tecnológicos en un idioma que renace del pasado? “¿Redes sociales?”... el anciano se encoje de hombros con una sonrisa.

Agencia AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.