Jeremy Corbyn: "Me mantendría neutral en un segundo referéndum sobre el Brexit"

Por William James y Michael Holden
FOTO DE ARCHIVO: El líder del Partido Laborista de Reino Unido, Jeremy Corbyn, en Birmingham

Por William James y Michael Holden

LONDRES, 22 nov (Reuters) - El líder del opositor Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, dijo el viernes que se mantendría neutral en un segundo referéndum sobre el Brexit, a fin de poder llevar adelante una gestión creíble de cualquiera fuera el resultado de la votación y mantener unido al país.

Corbyn, de 70 años, está en plena campaña para convertirse en primer ministro de Reino Unido en las elecciones generales del 12 de diciembre convocadas por su rival del Partido Conservador, el actual primer ministro Boris Johnson, con el objeto de resolver la situación de punto muerto en el Parlamento sobre la forma de abordar la salida del país de la Unión Europea.

Mientras que Johnson quiere ejecutar el acuerdo que alcanzó con Bruselas y abandonar la UE en enero, el Partido Laborista de Corbyn pretende negociar un nuevo acuerdo de salida y someterlo a la consulta de la ciudadanía en un segundo referéndum el año que viene.

"En ese escenario adoptaré como primer ministro, si llego a serlo, una postura neutral, de manera que pueda llevar adelante de manera creíble el resultado de ese (referéndum) para mantener unidas a nuestras diferentes comunidades y a nuestro país, en lugar de continuar con un debate interminable sobre la UE y el Brexit", dijo Corbyn durante una sesión televisada de preguntas y respuestas en la televisión de la BBC.

En ocasiones anteriores Corbyn ha dicho que la postura de su partido estaría determinada por un congreso especial del partido sobre el tema.

El Brexit es fuente de profundas divisiones dentro del Partido Laborista, con algunos altos cargos enfureciendo a los sectores euroescépticos de las bases al decir abiertamente que harían campaña para permanecer en la UE.

"No veo cómo se puede alcanzar un acuerdo cuando se dice que se va a ser neutral o indiferente al acuerdo", dijo Johnson durante una aparición posterior en el mismo programa.


QUEJIDOS DEL PÚBLICO

Los votantes se enfrentan a un dilema en las elecciones del 12 de diciembre: la visión socialista del líder de la oposición Corbyn, que incluye una amplia nacionalización y servicios públicos gratuitos, o la campaña del actual primer ministro Boris Johnson de resolver el Brexit en cuestión de meses y construir una "economía de mercado dinámica".

Ambos líderes recibieron las críticas del público durante sus intervenciones individuales de 30 minutos en la ciudad de Sheffield.

Johnson trató de defender algunas de sus declaraciones del pasado criticadas por los votantes por homofóbicas e islamofóbicas, y fue constantemente interrumpido por su decisión de no publicar un informe sobre la interferencia rusa. Cada vez que usaba su lema electoral "Get Brexit Done", el público protestaba.

Un participante, al preguntar sobre la financiación de la asistencia sanitaria, dijo: "Creo que nos estás mintiendo".

Corbyn fue criticado por sus propuestas de reformas económicas y su postura sobre el Brexit. Su momento más complicado llegó cuando tuvo que hacer frente a las quejas sobre su gestión de las acusaciones de antisemitismo en el seno del Partido Laborista.

"No me trago esa fachada del 'buen abuelo'", le dijo un miembro del público al veterano pacifista.



(Información de William James; Editado por Michael Holden y Andrew Heavens y Sonya Hepinstall; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)