Una ONG pide un embargo global de armas a Birmania tras el día más sangriento

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bangkok, 28 mar (EFE).- La ONG Burma Human Rights Network (BHRN) pidió este domingo un embargo global de armas y zonas de exclusión aérea para Birmania (Myanmar), un día después de la represión más sangrienta de las protestas antijunta desde el golpe de Estado del pasado 1 de febrero.

Mientras que otros activistas sitúan la cifra de muertos ayer en 90, la BHRN indicó en un comunicado que ha verificado al menos 113 civiles fallecidos por los disparos de la policía y los soldados en diferentes ciudades del país, con un total de 466 víctimas mortales desde el golpe.

Además, la ONG denunció que el Ejército birmano usó la víspera aviones de combate para bombardear aldeas en zonas controladas por la guerrilla karen como represalia por el apoyo de los grupos de las minorías étnicas al movimiento de desobediencia civil opuesto a la junta militar.

La BHRN adujo que zonas de exclusión aéreas ya han sido implementadas en lugares como Bosnia y Libia para proteger a los civiles.

Agregó que si el Consejo de Seguridad de la ONU se niega a implementar sanciones y un embargo global de armas a Birmania debido al veto de Rusia y China, Estados Unidos, Reino Unido y los países de la Unión Europea deberían actuar al margen de Naciones Unidas para defender la democracia birmana.

"La comunidad internacional debe responder inmediatamente para frenar esta pesadilla de los birmanos (...) Cada día de inacción por la comunidad internacional llevará a más muertes de civiles. ¿Cuántos más deben morir antes de que veamos acciones concretas?", se preguntó Kyaw Win, director ejecutivo de la BHRN.

Los militares tomaron el poder con la excusa de un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido de la líder depuesta y nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, y que fueron declarados legítimos por los observadores internacionales.

Desde el golpe, la junta militar ha detenido a más de 3.000 personas, incluida Suu Kyi y gran parte de su Gobierno, quienes se encuentran en su mayoría incomunicados.

(c) Agencia EFE