Ex jefe policial Scott Israel nombrado jefe de Policía de Opa-locka

·2  min de lectura
Carline Jean/Sun Sentinel

Scott Israel, el ex jefe de Policía de Broward que fue destituido por el gobernador DeSantis tras la matanza en una escuela secundaria de Parkland, fue nombrado jefe policial de Opa-locka, una ciudad con un historial de rotación de personal y agitación entre sus fuerzas policiales.

Israel, de 66 años, fue elegido en dos ocasiones para el puesto más alto de la BSO, pero perdió en una candidatura de regreso en las elecciones de 2020 , después de haber sido destituido a principios de 2019 por el gobernador Ron DeSantis. El gobernador, que criticó duramente a Israel durante su campaña, nombró a Gregory Tony, que llegó a vencer a Israel en aquella contienda.

La destitución de Israel se basó en las conclusiones un panel designado por el estado que indicaba que su falta de liderazgo probablemente contribuyó a que los agentes no se enfrentaran inicialmente al agresor Nikolas Cruz durante la matanza del Día de San Valentín de 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland. El tiroteo dejó 17 estudiantes y administradores muertos y otros 17 gravemente heridos.

Se había rumorado que Israel sería el jefe de Policía de Opa-locka hace unos años, pero nunca se hizo realidad. Esta vez es una certeza, según fuentes familiarizadas con su selección.

El viernes Israel no respondió a las solicitudes de declaraciones.

El nombramiento de Israel fue informado inicialmente el canal de televisión WSVN.

Dos fuentes familiarizadas con el nombramiento de Israel por parte del administrado municipal interino, Darvin Williams, dijeron que Israel sustituye a Michael Steel en el cargo.

Una fuente de las fuerzas del orden que pidió no ser identificada dijo que Israel, a pesar de su destitución como jefe de policía de BSO ha tenido una larga carrera en la dirección de cuerpos policiales, incluido un largo mandato en Fort Lauderdale y un corto período en North Bay Village antes de dirigir la mayor agencia policial de Broward.

La Policía de Opa-locka es una fracción del tamaño de BSO, que tiene 5,600 agentes jurados y personal civil.

“Él podría manejar ese departamento [de Opa-locka] con los ojos cerrados jugando golf”, dijo la fuente al Miami Herald. “La pregunta es si se lo permiten”.

La Policía de Opa-locka, al igual que el gobierno de la ciudad en su conjunto, vivió durante años el escándalo entre los agentes de base y la mala gestión en la jerarquía. La ciudad del centro de Miami-Dade, con una población predominantemente negra e hispana, sigue bajo la supervisión del estado desde hace más de cinco años como resultado de una investigación del FBI sobre corrupción pública.

Más de media docena de personas fueron condenadas en la investigación, entre ellas un comisionado municipal, dos altos administradores y un cabildero.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.