Jefe opositor paraguayo se rodea de seguidores para denunciar una "mafia" fiscal

Asunción, 19 jun (EFE).- El líder opositor paraguayo Efraín Alegre se rodeó este viernes de decenas de seguidores frente al Palacio de Justicia para repudiar, por segunda vez esta semana en ese lugar, el proceder "mafioso" de la Fiscalía, que le imputó por presunta falsificación en gastos de campaña en las elecciones de 2018.

Ello en respuesta al llamamiento del Partido Liberal, la principal fuerza opositora, que había convocado una caravana de protesta desde una avenida de Asunción para exigir la anulación de la imputación a Alegre.

El líder liberal había acudido el martes a la audiencia de imposición de medidas cautelares ante la jueza de garantías, quien la aplazó para este viernes, aunque resolvió ayer la suspensión de la misma tras incongruencias en el acta de acusación.

Lo anterior fue rechazado por la defensa de Alegre, que solicitó la anulación de esa imputación y quien por ese motivo se presentó hoy frente al Palacio de Justicia con afiliados y simpatizantes del partido.

"FISCALÍA GENERAL DE LA MAFIA"

Como el martes, Alegre reiteró sus acusaciones al Ministerio Público, al que calificó de "Fiscalía General de la mafia", si bien esta vez lo hizo desde una plaza próxima a la sede judicial.

"No hemos podido llegar a la explanada y desde este lugar vamos a expresar nuestra indignación ante este circo montado por la Fiscalía General de la mafia", expresó Alegre a los periodistas y seguidores.

Muchos de ellos llegaron al lugar en una caravana de vehículos con banderas paraguayas y del Partido Liberal y exhibieron pancartas con lemas como "Basta ya de corrupción" o "Patria o Mafia".

Al igual que en la movilización del martes, Alegre arremetió contra la fiscal general, Sandra Quiñónez, a la que tildó de instrumento de la "mafia", y contra el expresidente Horacio Cartes (2013-2018), a quien acusa de controlar el Ministerio Público y otras instancias judiciales y de estar detrás de la imputación.

"Nosotros hablamos con nombre y apellido (y) la mafia en el Paraguay se llama Horacio Manuel Cartes", dijo Alegre, quien portaba una bandera paraguaya al cuello.

En la misma argumentación, Alegre denunció un "acuerdo de impunidad para robar" entre Cartes y el actual presidente del país, Mario Abdo Benítez, quienes lideran las dos principales corrientes del gobernante Partido Colorado.

"No podemos seguir pensando o tratando de mirar para otro lado cuando vemos que nuestra democracia está secuestrada por la mafia", manifestó Alegre.

CAMPAÑA DE 2018

El Ministerio Público investiga a Alegre por una factura presuntamente falsa por compra de combustible que figuró en la rendición de cuentas de los gastos de campaña de los comicios generales de 2018, que perdió ante Abdo Benítez.

Ello a partir de la denuncia del propietario de una gasolinera del departamento de Alto Paraná, este, que informó de una venta por valor de 15 dólares que apareció elevada a 14.800 dólares en esa rendición de cuentas.

La defensa de Alegre denunció que esa rendición de cuentas se presentó ante la Justicia Electoral el 1 de junio de 2018, pero que la factura incluida en el acta de imputación tiene fecha de mes y medio después.

Sus abogados sostienen además que Alegre se limitó a firmar la rendición de cuentas, pero que no era administrador de la campaña de su partido al impedirlo su condición de candidato.

La denuncia dio otro giro en la audiencia del martes cuando el fiscal del caso, Eugenio Ocampos, presentó una rectificación del acta de imputación, lo que para sus abogados es una violación del código procesal y la prueba de que Alegre es objeto de una persecución política.

"No he robado nunca, he denunciado a los ladrones, no tengo nada que ocultar, eso digo a esta Fiscalía de sinvergüenzas que primero hicieron una imputación, que luego cambian y en la audiencia vuelven a cambiar", dijo Alegre a los suyos.

El Partido Liberal tramitó esta semana una denuncia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por persecución política a Alegre.

(c) Agencia EFE