Jefe de la ONU visita Pakistán tras mortíferas inundaciones

·1  min de lectura

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, empezó este viernes una visita de dos días a Pakistán, cuyas autoridades confían en que impulse la ayuda para millones de afectados por unas catastróficas inundaciones.

Un tercio de la superficie del país, equivalente a la extensión total de Reino Unido, se encuentra sumergido tras una intensa temporada de lluvias monzónicas que han dejado casi 1.400 muertos y cuantiosos daños materiales.

En un tuit camino a Pakistán, Guterres dijo que quería "estar con la gente en estos momentos de necesidad, estimular la ayuda internacional y llevar la atención global a las repercusiones desastrosas del cambio climático.

El gobierno de Pakistán diseñó ya un plan de ayuda ante las inundaciones y la ONU pidió el mes pasado por una financiación internacional inmediata de 160 millones de dólares que ya está empezando a llegar.

Las autoridades del país indicaron que la reparación y reconstrucción de la infraestructura dañada costará al menos 10.000 millones de dólares, una cantidad inasumible para su endeudada economía, pero destacaron que la prioridad es aportar comida y refugio a las millones de personas que perdieron sus hogares.

La época del monzón, que se extiende de junio a septiembre, suele dejar importantes precipitaciones en el sur de Asia, pero hacía décadas que no se vivían lluvias tan intensas en Pakistán, que culpa de ellas al cambio climático.

La oficina meteorológica nacional indica que durante la temporada del monzón de 2022 ha llovido cinco veces más de lo normal.

bur-fox/leg/dbh/zm