Jefe ONU reclama que se revoque el golpe militar en Sudán

·2  min de lectura
Personas se reúnen para una manifestación en Jartum, Sudán, el sábado 30 de octubre de 2021. (AP Foto/Marwan Ali)

EL CAIRO (AP) — El secretario general de Naciones Unidas instó el domingo a generales de Sudán a revocar su toma del país, al día siguiente de que miles de personas tomaran las calles en la protesta más grande a favor de la democracia desde el golpe del lunes pasado.

Los generales deberían “tomar nota” de las protestas del sábado, dijo Antonio Guterres. “Es hora de volver a los acuerdos constitucionales legítimos”, afirmó en un tuit.

Guterres se refería al acuerdo de poder compartido que creó un organismo conjunto civil y militar para gobernar el país tras la destitución del veterano autócrata Omar al-Bashir y su gobierno islamista en abril de 2019.

Por su parte, el enviado de Naciones Unidas a Sudán, Volker Perthers, dijo que se había reunido el domingo con Abdalla Hamdok, el depuesto primer ministro, que permanecía bajo arresto domiciliario en la capital, Jartum.

“Abordamos opciones de mediación y el camino hacia delante para Sudán. Continuaré estos esfuerzos con otras partes interesadas en Sudán", indicó.

Guterres expresó su preocupación por la violencia del sábado contra manifestantes y pidió que se exigieran responsabilidades a los responsables.

Al menos tres personas murieron baleadas cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes en Omdurman, una ciudad que linda con la capital, Jartum. Además, un sindicado de médicos dijo que más de 110 personas habían resultado heridas por munición real, gas lacrimógeno y golpizas en Omdurman y otros lugares.

Con las muertes del sábado, la cifra total de muertos desde el golpe del lunes ascendió a 12, según activistas y el Comité de Médicos de Sudán. Más de 280 personas resultaron heridas en la última semana.

El golpe se produjo tras semanas de crecientes tensiones entre militares y civiles. Los generales habían pedido varias veces la disolución del gobierno de transición.

El general Abdel-Fattah Buhran, que lideró el golpe, ha afirmado que fue necesario para prevenir una guerra civil debido a las crecientes diferencias entre grupos políticos. Sin embargo, la toma militar se hizo menos de un mes antes de que tuviera que entregar parte de su poder a un civil.

También afirmó que la transición a la democracia seguiría adelante y dijo que instalaría pronto a un nuevo gobierno tecnócrata con el objetivo de celebrar elecciones en julio de 2023.

Pero el movimiento demócrata en Sudán temía que el Ejército no tuviera intención de ceder su control, y nombraría políticos a los que pudiera controlar.

Entre tanto, la misión de Naciones Unidas en Sudán trabajaba para facilitar el diálogo entre los líderes militares y civiles.

Un comité nacional con respaldo de Naciones Unidas comenzó en los últimos días reuniones por separado con Hamdok y con Burhan para encontrar terreno común, según un oficial militar sudanés.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.