Jefe de NRA prevé inacción de Congreso sobre armas

DENVER, Colorado, EE. UU. (AP) — El presidente de la Asociación Nacional de Portadores de Armas (NRA, en inglés) expresó el jueves confianza en que el Congreso no prohíba los fusiles de asalto ni restrinja los cargadores de alta capacidad como ha propuesto el presidente Barack Obama para evitar la violencia con ese tipo de armamento luego de las recientes matanzas colectivas en Colorado y Connecticut.

David Keene consideró que todas las propuestas legislativas relacionadas con las armas de fuego fracasarán, incluyendo la ampliación de la revisión de antecedentes personales en todas las compras de éstas.

"Les voy a decir lo que son esas cosas. Todas son propuestas gratificantes, porque al final del día, ¿qué impiden?, ¿un asesinato colectivo a tiros?", se preguntó Keene, presidente de uno de los mayores grupos de cabildeo en favor de las armas en Estados Unidos.

Keene hizo las declaraciones durante una visita a Denver para conversar con el gobernador de Colorado, el demócrata John Hickenlooper, y con legisladores estatales. Se reunió con la AP para una entrevista antes de conversar con las autoridades estatales. Abordó las perspectivas que a su juicio tienen las medidas federales de control de las armas que son discutidas en el Congreso y consideró que hay riesgos políticos para los demócratas que las apoyen.

"El Senado es dónde tendrá lugar la acción", dijo. "La Cámara de Representantes está de alguna manera a la expectativa".

El senador federal Mark Udall, un demócrata de Colorado, dijo que disentía con la afirmación de Keene de que el Congreso no haría nada.

"Después de las recientes matanzas colectivas a tiros, incluida una en Colorado, el statu quo sobre la violencia de las armas es simplemente inaceptable", afirmó Udall en un comunicado. "La gente de Colorado espera y merece algo mejor que la persistente inacción del Congreso. Simple y sencillamente disiento en que el Congreso no puede o no debe tratar de reducir las matanzas colectivas y la violencia de las armas".

En las últimas semanas, Keene se ha erigido en una figura pública con gran presencia en favor del poderoso grupo que defiende el derecho a las armas en el debate sobre el control del armamento. Ha sido miembro activo de la NRA durante varias décadas y fue elegido presidente del grupo en 2011.

Keene calificó el jueves a la revisión universal de antecedentes como un "dulce anuncio" político, pero estimó que el plan nunca funcionará en la práctica. Afirmó que el actual sistema de revisión de antecedentes personales no recibe los fondos suficientes y que la eventual aplicación de la revisión de antecedentes en las ventas privadas sería un embrollo logístico.

Cargando...