Jefe de la CIA describe a WikiLeaks como un "servicio de inteligencia hostil"

Por Warren Strobel y Mark Hosenball
El director de la CIA, Mike Pompeo, en una conferencia en Washington, abr 13, 2017. El director de la CIA, Mike Pompeo, describió el jueves a Wikileaks como un "servicio de inteligencia hostil" que a menudo es secundado por algunos estados, como el caso de Rusia el año pasado durante la campaña presidencial estadounidense. REUTERS/Eric Thayer

Por Warren Strobel y Mark Hosenball

WASHINGTON (Reuters) - El director de la CIA, Mike Pompeo, describió el jueves a Wikileaks como un "servicio de inteligencia hostil" que a menudo es secundado por algunos estados, como el caso de Rusia el año pasado durante la campaña presidencial estadounidense.

"WikiLeaks opera como un servicio de inteligencia hostil y habla como un servicio de inteligencia hostil", dijo Pompeo ante una audiencia en un centro de estudios de Washington.

El servicio de inteligencia ruso GRU utilizó al grupo activista para distribuir material filtrado durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el 2016, sostuvo Pompeo.

WikiLeaks reveló una serie de correos electrónicos entre los demócratas durante la campaña del 2016 que según los servicios de inteligencia estadounidenses fueron obtenidos mediante hackeos por Rusia para influenciar en las elecciones, favoreciendo al ahora presidente Donald Trump.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo que la publicación de esos correos no tenía como objetivo alterar el resultado de las elecciones.

En marzo, WikiLeaks publicó documentos describiendo las herramientas de hackeo y fragmentos de códigos computarizados de la CIA, aunque no publicó la totalidad de los programas necesarios para realizar seguimientos de teléfonos, computadores y televisores conectados a internet.

Funcionarios judiciales y de inteligencia dijeron que era probable que contratistas hayan violado las normas de seguridad y entregado esos documentos a WikiLeaks.

Los contratistas se han revelado como fuente de filtraciones sensibles para el Gobierno en los últimos años, especialmente por figuras como Edward Snowden y Harold Martin, ambos empleados por la consultora Booz Allen Hamilton mientras trabajaban para la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

(Escrito por Eric Walsh. Editado en español por Marion Giraldo)