El jefe de grupo de periodistas de Hong Kong es acusado de obstruir a la policía

·3  min de lectura
Ronson Chan, presidente de la Asociación de Periodistas de Hong Kong (HKJA), se presenta ante la policía por su acusación de obstrucción a la policía, en Hong Kong

Por Jessie Pang

HONG KONG, 19 sep (Reuters) - El jefe del principal grupo de periodistas de Hong Kong fue acusado el lunes de obstruir a agentes de la policía, un caso que los críticos consideran un nuevo golpe a la libertad de los medios de comunicación en la ciudad gobernada por China.

Ronson Chan, presidente de la Asociación de Periodistas de Hong Kong, fue detenido el 7 de septiembre por dos agentes vestidos de civil mientras reporteaba una historia.

Chan, que pidió a los agentes que se identificaran antes de entregar su documento de identidad, fue esposado y detenido.

En declaraciones a la prensa el lunes, tras ser acusado formalmente de obstruir a los agentes de policía en una comisaría, Chan afirmó que había actuado en su derecho al pedir ver las tarjetas de identificación de los agentes.

Dijo que se le acusaba de obstruir a los agentes de policía y que debía comparecer ante el tribunal el jueves.

"No es un entorno fácil", dijo, cuando se le preguntó si las libertades de los medios de comunicación se estaban deteriorando en Hong Kong.

La Asociación de Periodistas de Hong Kong (HKJA, por su sigla en inglés) es uno de los últimos grupos profesionales importantes de Hong Kong que defienden los derechos fundamentales y las libertades de los medios de comunicación, tras la promulgación en junio de 2020 de una polémica ley de seguridad nacional por parte de las autoridades chinas.

Algunos gobiernos occidentales han criticado la ley por considerarla una herramienta de represión en Hong Kong, que fue devuelta al dominio chino por Reino Unido en 1997. Pekín y las autoridades de Hong Kong afirman que la ley ha aportado estabilidad tras las masivas manifestaciones prodemocráticas de 2019.

La HKJA ha recibido presiones para que se disuelva por parte de medios de comunicación favorables a Pekín que la acusan de ser una organización antichina con vínculos con grupos extranjeros como la Fundación Nacional para la Democracia, afirmaciones que la HKJA ha negado.

En abril, el Club de Corresponsales Extranjeros de Hong Kong (FCC) suspendió sus premios anuales de prensa sobre derechos humanos para no violar "involuntariamente" ninguna ley, en lo que se consideró otra señal de la erosión de las libertades de los medios de comunicación en el centro financiero asiático.

Chan había trabajado anteriormente para el medio de comunicación liberal Stand News, que fue objeto de una redada policial el pasado mes de diciembre, en la que se congelaron sus activos y se detuvo a varios miembros del personal, lo que provocó su cierre poco después.

Chan dijo que aún no estaba claro si podría salir de Hong Kong el 29 de septiembre, como estaba previsto, para participar en un programa de becas del Instituto Reuters en Oxford, Inglaterra.

El grupo de defensa de los derechos de los medios de comunicación Reporteros sin Fronteras (RSF) pidió al gobierno de Hong Kong que "retire todos los cargos contra Chan".

(Reporte de Jessie Pang; Editado en Español por Ricardo Figueroa)