Último jefe de defensa de Trump persuadió al presidente para no atacar a Irán

·3  min de lectura

En los últimos días de su presidencia luego de las elecciones de noviembre de 2020, el expresidente Donald Trump fue convencido de no ordenar un ataque contra Irán por su jefe de defensa interino, quien dice en una nueva entrevista que tenía que actuar como un “maldito loco” para evitar el ataque.

Jonathan Karl, de ABC News, escribe en su libro Betrayal, publicado el martes, que el secretario de Defensa interino, Christopher Miller, explicó su mentalidad extrema en los días y semanas posteriores a dejar la administración, como parte de un intento de disuadir los instintos inmediatos del presidente.

Esa estrategia se centró en actuar como la persona más loca de la sala, describió Miller, y explicó que al tomar posiciones incluso más extremas que el presidente, logró que Trump rechazara la idea.

“Yo interpretaba al maldito loco”, cuenta Miller en Betrayal. “Y todos los demás decían, ‘Está bien, es el nuevo. Está j*didamente loco. No lo escuches’”.

Miller agregó: “A menudo me he encontrado con personas provocativas, si te vuelves más provocativo que ellos, entonces tienen que moderarlo. Son como, ‘Sí, yo estaba j*didamente loco’, pero ese tipo está más loco’”.

La estrategia funcionó para disuadir al presidente de ordenar un ataque contra Irán a fines de 2020, afirmó Miller, quien explicó que presentó un plan potencial al presidente en el que aproximadamente 100 aviones de la Fuerza Aérea y de la Marina lanzarían un ataque dirigido contra las instalaciones nucleares de Irán, con la justificación de supuestamente impedir que el gobierno de Irán obtuviera un arma nuclear.

Ese temor aparentemente surgió de un informe de Estados Unidos presentado al presidente que indicaba que Irán podría tener suficiente material nuclear para un arma en un año. El gobierno de Irán ha afirmado repetidamente que su programa nuclear se centra únicamente en la producción de energía.

De acuerdo con Miller, el plan que presentó conllevaba el riesgo de que los sofisticados sistemas de defensa de Irán derribaran a los miembros del servicio estadounidense.

“Probablemente vamos a perder algunos aviones”, contó Miller que explicó al presidente. “Es simplemente la naturaleza del asunto. Probablemente verá tres, cuatro o seis aviones derribados. Solo quiero asegurarme de que se sienta cómodo con eso”.

Según Karl, otros en la reunión, incluido el secretario de Estado Mike Pompeo, se alarmaron por la aquiescencia de Miller con un ataque contra Irán, rechazaron activamente la idea e instaron al presidente a no escuchar al jefe de Defensa.

Pompeo incluso llegó a plantear preocupaciones sobre la estabilidad de la alta dirección en el Departamento de Defensa como resultado de la reunión, informa Karl.

El exsecretario de Estado ha sido presentado como un posible candidato para 2024 y se rumorea que está considerando una oferta, incluso aunque su exjefe saltara al ring. Otros exmiembros importantes de la administración Trump también se han embarcado en campañas similares para permanecer en el ojo público durante el transcurso de la administración de Biden.

La noticia del supuesto deseo de Trump de lanzar un ataque contra Irán refleja un episodio que se ha reportado anteriormente, que involucraba a Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto.

El general Milley fue objeto de intensas (pero breves) críticas de los conservadores en el Capitolio después de que se informara en otro libro sobre Trump que había discutido con un alto general chino el comportamiento cada vez más errático del expresidente en los días posteriores a las elecciones de noviembre de 2020, e incluso aseguró al general que no se estaba considerando un ataque militar estadounidense contra China.

Todas estas posibles acciones militares habrían ocurrido cuando el presidente y sus aliados participaron simultáneamente en un esfuerzo por debilitar la confianza en los resultados de las elecciones de 2020 y, finalmente, anular por completo la derrota de Trump.

El comportamiento postelectoral del presidente se ha convertido en el centro de la investigación de un comité selecto de la Cámara de Representantes que analiza los hechos que llevaron al ataque mortal al Capitolio de los Estados Unidos a principios de este año, cuando los partidarios del presidente lucharon contra la policía mientras intentaban detener la certificación de su fracaso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.