Ex jefe de Asuntos Internos dice que el jefe de Policía de Miami lo presionó para despedir a un agente

·5  min de lectura

El hombre designado para dirigir Asuntos Internos (AI) durante el tumultuoso mandato de seis meses del entonces jefe de Policía de Miami, Art Acevedo, afirma que los asignaron a otro cargo después que el nuevo jefe le ordenara respaldar el despido del agente más controversial de la ciudad.

En una carta enviada al gobernador Ron DeSantis, al fiscal federal del distrito Sur de la Florida, Juan Antonio González, y a la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, el comandante Brandon Lanier dijo que realizó dos investigaciones sobre el capitán Javier Ortiz, ex presidente del sindicato de la policía con un largo historial de controversias, pero que lo exoneró, principalmente porque en ambos casos el estatuto de limitaciones había expirado.

Lanier afirma que el actual jefe de Policía de Miami, Manuel Morales, le dijo que “rodarían cabezas en Asuntos Internos” si el departamento recomendaba algo menos que el despido de Ortiz. Lanier, que ahora comanda el distrito de Overtown, calificó las órdenes del jefe de “ilegales, poco éticas y corruptas”.

Lanier afirma que el jefe le ordenó por primera vez que sugiriera la suspensión de Ortiz en octubre, cuando Morales fue nombrado al cargo, pero mucho antes que concluyeran dos investigaciones sobre Ortiz. Lanier cumplió la orden. Ortiz, que sigue suspendido, dirigía la aplicación de las normas de tránsito en ese momento.

En enero, Morales trasladó a Lanier y también ordenó una nueva investigación de Asuntos Internos sobre la forma en que el propio Lanier manejó las polémicas investigaciones durante el mandato de Acevedo. Varias de esas investigaciones allanaron el camino para el despido de la pareja de mayor rango en el departamento y la degradación de varios mayores, dijo el jefe.

“Esto es lo más poco ético que he vivido”, escribió Lanier en el memorando de cuatro páginas, que también fue enviado a la abogada municipal Victoria Méndez y al administrador municipal Art Noriega.

Morales refutó la afirmación de Lanier de que ordenó el despido de Ortiz, diciendo que ha tenido testigos cada vez que se ha dirigido al comandante y que desde que fue nombrado jefe nunca se ha reunido con él en persona.

“No hice en absoluto esa declaración”, le dijo Morales al Herald. “Pero me tomo muy en serio cualquier acusación, especialmente las que se hacen en mi contra”.

El ex director de Asuntos Internos de Miami, Brandon Lanier, escribió un memorándum a los líderes de las fuerzas del orden federales y estatales en el que pedía que se investigaran las supuestas órdenes del jefe de policía de la ciudad de despedir a un notorio oficial.
El ex director de Asuntos Internos de Miami, Brandon Lanier, escribió un memorándum a los líderes de las fuerzas del orden federales y estatales en el que pedía que se investigaran las supuestas órdenes del jefe de policía de la ciudad de despedir a un notorio oficial.

Morales también denegó la solicitud de Lanier de una audiencia sobre la nueva investigación de su permanencia en Asuntos Internos, una decisión que Lanier dijo que infringía sus derechos como agente.

Una de las investigaciones dirigidas por Lanier y cuestionadas por Morales condujo al despido de Ron y Nerly Papier, la pareja de mayor rango en la Policía de Miami. Nerly Papier estrelló su todoterreno municipal contra un bordillo y reventó dos neumáticos camino al trabajo una mañana. Ron Papier era el jefe en funciones en ese momento. Nerly Papier comandaba el distrito de La Pequeña Habana. Acevedo dijo que los despidió por no seguir la cadena de mando adecuada y por engañar a los investigadores durante la investigación del accidente.

En noviembre, menos de dos meses antes que Lanier fuera reasignado, Ron Papier envió una queja de 16 páginas al Panel de Investigación Civil de la ciudad, criticando la maniobra de Lanier para que fuera despedido. En la nota dirigida al panel civil que investiga las quejas de la policía, Ron Papier dijo que Lanier, Acevedo y la investigadora de Asuntos Internos Wanda Jean-Baptiste hicieron a sabiendas declaraciones falsas y engañosas en la investigación que condujo al despido de la pareja. También acusó al trío de perjurio y mala conducta oficial.

“Las supuestas ‘conclusiones’ a las que llegaron los ‘investigadores’ en su caso son, en el mejor de los casos, sospechosas y, en el peor, aparentemente fabricadas para facilitar un despido, independientemente de cuál sea la verdad”, escribió Papier.

En diciembre, Morales volvió a nombrar a los Papier y a los demás agentes degradados por Acevedo.

Acevedo, que fue despedido en octubre de 2021 tras el fracaso de las medidas de reforma y un par de polémicas audiencias en la cámara de la Comisión de Miami, demandó a la ciudad en enero en un tribunal federal, alegando que se habían violado sus derechos de la Primera Enmienda por denunciar la corrupción y las irregularidades en el Ayuntamiento.

Los incidentes que condujeron a la reasignación de Lanier comenzaron en realidad tres días antes que Acevedo jurara su cargo como jefe y mientras se dirigía a muchos de sus efectivos por primera vez. Nerly tuvo el percance en el todoterreno el 2 de abril de 2021, y la pareja fue suspendida sin explicaciones dos días después. Ron Papier había dirigido Asuntos Internos durante más de una decenio. Era un departamento del que Acevedo expresó su deseo de hacerse cargo mucho antes de su toma de posesión.

Una vez que los Papier se retiraron, se esperaba que Acevedo se ocupara de uno de los mayores dolores de cabeza del departamento: el capitán Ortiz, un veterano y ex presidente del sindicato de la Policía que había sido criticado por una serie de arrebatos racistas y por las conclusiones de un reporte de la FDLE en que se le acusaba de varios incidentes de fuerza excesiva contra personas de minorías a lo largo de los años.

Pero en lugar de destituir o incluso suspender a Ortiz, Acevedo pareció aceptarlo. Cuando Morales asumió el cargo en octubre, suspendió rápidamente a Ortiz y avanzó en las investigaciones sobre la conducta del capitán. Fue entonces, según Lanier, cuando el jefe se extralimitó en sus funciones.

“Le pido que haga entrevistar a todos los investigadores de Asuntos Internos sobre la forma en que se les indicó que manejaran sus conclusiones en todos los casos, especialmente en el mío, el de Wanda Jean-Baptiste y el del capitán Ortiz”, concluyó Lanier en su nota, pidiendo a los investigadores de fuera del sur de la Florida que por favor intervengan “debido a que el turbulento liderazgo político de Miami interfiere o intenta influir en las investigaciones”.

Continuó: “Tengo miedo de que, puesto que estoy defendiendo la ley tal y como juré como agente de la ley, se me discipline con un descenso de rango o el despido”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.