El jefe del acuerdo de grano de la ONU en el mar Negro dice que "los alimentos deben fluir"

FOTO DE ARCHIVO. Amir Abdulla, director ejecutivo adjunto del Programa Mundial de Alimentos, habla con los medios en Roma, Italia

ESTAMBUL, 31 oct (Reuters) -El responsable de la ONU de un acuerdo de exportación de cereales en el mar Negro dijo el lunes que los buques de carga civiles nunca pueden ser un objetivo militar o ser rehenes y que "los alimentos deben fluir" en virtud del acuerdo del que Rusia se retiró el fin de semana.

El comentario de Amir Abdulla en Twitter se produjo después de que las Naciones Unidas, Turquía y Ucrania pusieran en práctica un plan de tránsito para los barcos que esperan utilizar el corredor de viaje establecido en el marco del acuerdo.

Rusia que invadió Ucrania el 24 de febrero, dijo que se retiraba del acuerdo por un "plazo indefinido", cortando los envíos de uno de los principales exportadores de grano del mundo, porque no podía "garantizar la seguridad de los barcos civiles" tras un ataque a su flota del mar Negro.

La medida ha provocado la protesta de Ucrania, la OTAN, la Unión Europea y Estados Unidos, mientras que las Naciones Unidas y Turquía, los dos principales intermediarios del acuerdo de julio, se esforzaban por salvarlo.

El domingo, ningún barco circuló por el corredor humanitario marítimo establecido en el acuerdo sobre los cereales. Pero la ONU dijo en un comunicado que había acordado con Ucrania y Turquía un plan de movimiento para 16 buques el lunes, 12 de ida y 4 de vuelta.

La ONU dijo que ha informado a los responsables rusos del Centro de Coordinación Conjunta, que incluye a agentes de la ONU, Turquía y Ucrania que también supervisan el acuerdo sobre el grano, sobre el plan, junto con la intención de inspeccionar 40 buques de salida el lunes.

La ONU señaló que "todos los participantes se coordinan con sus respectivas autoridades militares y otras autoridades pertinentes para garantizar el paso seguro de los buques comerciales" en el marco del acuerdo.

(Información de Daren Butler; editado en español por Benjamín Mejías Valencia y José Muñoz en la redacción de Gdansk)