La jefatura de Estado del Líbano se queda vacía esta medianoche

Beirut, 31 oct (EFE).- La Presidencia del Líbano se queda vacante esta medianoche al expirar el mandato de Michel Aoun sin que haya un sucesor, cuando el primer ministro, Najib Mikati, se encuentra fuera del país y está en cuestión su capacidad legal de asumir los poderes presidenciales.

Aoun termina su encargo sin que el Parlamento haya nombrado a un sucesor y él mismo reconoció este lunes en una entrevista con el periódico kuwaití Al Anbaa que un "acuerdo entre las fuerzas políticas para elegir a un nuevo presidente es actualmente un proceso lejano".

En caso de vacío en la jefatura de Estado, es el Gobierno el que debe asumir temporalmente los poderes presidenciales, pero la vigencia del Ejecutivo interino de Mikati está en disputa desde que Aoun aceptó la víspera su renuncia técnica in extremis.

El presidente saliente firmó un decreto aprobando la dimisión del Gabinete de Ministros pese a que éste ya estaba en la interinidad desde el pasado junio, una decisión dirigida a evitar que el Gobierno tome el control del Palacio de Baabda.

Sin embargo, Mikati anunció que seguirán llevando a cabo "todos" sus deberes al considerarlo un decreto sin "valor constitucional" y tanto él como varios de sus ministros desarrollaron hoy encargos oficiales como si nada hubiese pasado.

De hecho, el mandatario viajó a Argelia acompañado del titular de Energía, Walid Fayyad, para "representar al Líbano" en la Cumbre Árabe que comienza el martes en ese país, de acuerdo con la presidencia del Gabinete de Ministros libanés.

Mikati no estará en territorio libanés cuando la Presidencia se quede vacante y todavía no está claro si la nación entrará en un vacío de poder total.

El presidente del Parlamento, Nabih Berri, ha convocado a la Camara el jueves para estudiar la situación.

(c) Agencia EFE