Jefa de la UE celebra "inmensos logros" de Croacia

CROACIA-EURO (AP)
CROACIA-EURO (AP)

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, visitó el domingo Croacia para celebrar los “inmensos logros” del más reciente miembro del bloque, que el día de Año Nuevo empezó a usar el euro y se unió al área de circulación libre de pasaporte más grande del mundo.

Von der Leyen se reunió con los gobernantes de Croacia y Eslovenia en el puesto de control fronterizo de Bregana entre los dos países balcánicos, que se volvió obsoleto los primeros minutos del 2023, ya que el espacio Schengen se expandió para incluir a Croacia.

A la medianoche del sábado, Croacia también relegó a la historia su moneda local, la kuna, y cambió al euro, la divisa común usada por 347 millones de europeos.

“No hay lugar en Europa donde sea más cierto hoy que es la temporada de nuevos comienzos y nuevos capítulos que aquí en la frontera entre Croacia y Eslovenia”, dijo Von der Leyen. “De hecho, este es un día para los libros de historia”.

Eslovenia, que se unió a la Unión Europea en mayo de 2004, recibió la tarea de salvaguardar la frontera del espacio Schengen desde que pasó a formar parte de la zona libre de pasaporte en diciembre de 2007.

Croacia fue aceptada al bloque en julio de 2013 y ahora asume la responsabilidad de salvaguardar la frontera. Después de reunirse con Von der Leyen y la presidenta eslovena, Natasa Pirc Musar, en el cruce fronterizo de Bregana, el primer ministro croata, Andrej Plenkovi, se comprometió a mantener el control en las fronteras orientales con sus vecinos Bosnia, Serbia y Montenegro, que no forman parte del bloque y que ahora limitan las fronteras externas del espacio Schengen.

Sin embargo, Plenkovic dijo que Croacia nunca erigirá barreras físicas entre ella y sus tres vecinos occidentales, sino que más bien usará su experiencia de integración a la UE para ayudar a dichos países a lograr el mismo objetivo.

Pirc Musar estuvo de acuerdo en que el único camino correcto para los países balcánicos occidentales es alinear sus políticas con el bloque de 27 miembros, y se dijo esperanzada de que Eslovenia y Croacia, juntas, “asistan a los Estados en nuestro vecindario para unirse a la UE”.

Bosnia, Serbia y Montenegro intentan unirse al bloque, pero están en diferentes fases en su camino a ser aceptadas. Montenegro y Serbia abrieron las conversaciones formales de adhesión este año. En diciembre Bosnia se convirtió en candidato para ingresar.

En años recientes, la expansión de la UE se ha estancado, pero desde que Rusia atacó a Ucrania en febrero del año pasado, funcionarios de la UE han enfatizado que el compromiso del bloque con los países balcánicos occidentales es más crucial que nunca para mantener la seguridad de Europa.