La jefa del Ejecutivo hongkonés defiende ante la ONU la ley china para su territorio

Agencia EFE

Ginebra, 30 jun (EFE).- La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, defendió hoy en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU la aplicación en el territorio hongkonés de la Ley china de Seguridad Nacional y afirmó que no cuestiona la independencia judicial ni las libertades fundamentales de sus ciudadanos.

"Se necesita urgentemente una legislación y garantías de seguridad nacional. Desde el pasado junio Hong Kong vive traumatizada por la escalada de violencia alentada por fuerzas externas", dijo Lam al exponer por vídeoconferencia su posición en la sesión inaugural del 44º periodo del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Recientemente, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y varios expertos de la organización pidieron a Pekín que se abstenga de aprobar la controvertida ley.

Un llamamiento similar hicieron Estados Unidos y el Reino Unido, a lo que el Gobierno chino respondió acusándolos de injerencia.

La ley, que ha entrado hoy en vigor, establece que serán perseguidos en Hong Kong los delitos de secesión, subversión del poder estatal (acusación usada frecuentemente por Pekín contra activistas y disidentes), actividades terroristas y confabulación con fuerzas extranjeras para poner en peligro la seguridad nacional.

Lam afirmó que Hong Kong es "una de las ciudades más seguras del mundo, pero la inseguridad y la inestabilidad se han convertido en una preocupación" a causa de "grupos de reclaman la independencia y la autodeterminación", que "han incitado a las protestas" y "radicalizado a los jóvenes".

"Ningún gobierno central podría cerrar los ojos ante esas amenazas a la soberanía y la seguridad nacional", afirmó Lam.

Pekín apuesta así por la mano dura para poner fin a las protestas antigubernamentales que el movimiento prodemocrático de Hong Kong ha organizado desde mediados del año pasado.

Quienes violen la ley se enfrentarán a 10 años de cárcel o más, mientras que la máxima pena será la cadena perpetua, según se ha dado a conocer.

(c) Agencia EFE