La jefa de la AFI pidió que la Justicia actúe para determinar si es que se armaron causas contra sindicalistas

·3  min de lectura
Cristina Caamaño
Cristina Caamaño

La Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que conduce Cristina Caamaño, presentó hoy ante la Justicia una denuncia contra funcionarios de la exgobernadora María Eugenia Vidal luego del hallazgo de videos en los que quedaron registradas reuniones del entonces ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, en las que promovía el armado de causas contra dirigentes gremiales, entre ellas, la de Juan Pablo Medina, jefe de la seccional platense de la Uocra. La denuncia quedó radicada en el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Número 3 de La Plata, a cargo del juez Ernesto Kreplak.

“Es la justicia la que debe determinar la figura de delito que se le adjudica a los funcionarios. Los videos muestran esta reunión del 15 de junio de 2017, donde hay mesa judicial de la provincia de Buenos Aires. Aparentemente Vidal tiene responsabilidad en esto, ya que, si sus ministros están haciendo semejante reunión, es difícil que la gobernadora no lo sepa”, señaló Caamaño en declaraciones a la agencia estatal Télam.

Según detalló Caamaño, de esa reunión participó el entonces ministro de Trabajo bonaerense (Marcelo Villegas), el ministro de Infraestructura (Roberto Gigante) y el exsubsecretario de Justicia de la provincia (Adrián Grassi), además de un senador (Juan Pablo Allan), el intendente de La Plata (Julio Garro), y cinco empresarios. “Hablan de una Gestapo para terminar con los gremios, eso dice el que era ministro de Trabajo, es como un médico que diga que quiere matar a los pacientes, o un maestro que no quiera enseñar a escribir o a leer, es todo lo que está mal lo que se habla en esa reunión”, opinó la interventora de la AFI.

Rechazo sindical

La revelación del video generó un fuerte rechazo de la corporación sindical. A través de un comunicado, la CGT rechazó “enfáticamente” las presuntas maniobras de espionaje. “Ante la aparición de hechos que permiten confirmar, definitivamente y sin dudas, que en la Argentina existió durante el gobierno de Cambiemos un artero ataque político cuyo objetivo era disciplinar y condicionar, entre otras organizaciones, a los representantes del movimiento obrero, merece nuestro repudio institucional”, dice el comunicado cegetista.

Y agrega: “Que el poder político de la provincia de Buenos Aires, en la gestión de la coalición de Cambiemos, desee tener como herramienta de control y dominación una policía secreta tipo GESTAPO nazi, habla por sí solo del objetivo persecutorio y disuasorio contra las organizaciones gremiales y democráticas Nos encontramos con un verdadero modus operandi coordinado por el poder político, donde el fin no era otro que quitar derechos y condiciones a los y las trabajadoras, apuntando directamente y con causas armadas a dirigentes sindicales”.

También hubo una manifestación de rechazo desde el gremio estatal de ATE. “Muestra la perversa asociación entre dirigentes políticos de estos sectores reaccionarios de la derecha tradicional en la Argentina con jueces sin ningún tipo de decencia, y con empresarios que en lo único que piensan es en acrecentar sus tasas de ganancia, destruyendo cualquier forma de participación gremial que le ponga límite a su ambición desmedida”, dijo Hugo Godoy, jefe de ATE nacional.

Se sumó a las condenas el secretario general ATE provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi, que repudió las maniobras de la gestión de Vidal. “Sin lugar a dudas querían imponer un plan anti popular de mayor concentracion de riqueza y aumento de la pobreza”, dijo el gremialista.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.