El jean del futuro combina la alta tecnología con el medio ambiente

Anne-Laure MONDESERT
Unas mujeres miran jeans en una tienda de San Francisco, en California, el 15 de julio de 2015 (Getty/AFP/Archivos | Kimberly White)

El jean del futuro conjugará el desarrollo sostenible con la alta tecnología, permitiendo a sus usuarios orientarse en la calle, filtrar el correo electrónico y hasta mantener el cuerpo a la temperatura adecuada.

Entre las innovaciones presentadas esta semana en el Salón Denim Premiere Vision de París, destaca una cazadora tejana resistente al agua, dotada de bandas de paneles solares y un cable en el bolsillo que permite recargar el teléfono móvil. Su creadora, la diseñadora holandesa Pauline van Dongen, utilizó hilos de jeans usados.

El fabricante brasileño Vicunha Textil propone una tela termorreguladora, que mantiene el cuerpo a temperatura constante gracias a una microfibra utilizada normalmente para la ropa de deporte. El estadounidense Cone Denim emplea por su parte una fibra robusta que sirve para la vestimenta de los motociclistas.

La start-up francesa Spinali Design apuesta por un pantalón vaquero con captores en la cintura y una conexión bluetooth con el teléfono que permite orientarse en los desplazamientos.

"Usted ingresa un destino en su aplicación y los captores vibrarán a la derecha o a la izquierda" en función de la ruta, explica a la AFP Romain Spinali, responsable de innovación de la empresa.

La prenda se vende por 150 euros. Sus diseñadores trabajan además en una función destinada a filtrar los correos electrónicos: El "jean" "vibrará de forma diferente si el usuario recibe un mensaje de su familia, sus amigos o del trabajo, de forma que no se vea obligado a consultar sistemáticamente sus mails durante el fin de semana o las vacaciones", explica Spinali.

- Lavado sin agua -

El gigante estadounidense de internet Google trabaja por su parte junto a la marca Levi Strauss para fabricar ropa que permita comprar productos a distancia gracias a un tejido especial interactivo.

Pero el jean del futuro, para muchos expositores del Salón, es también una prenda respetuosa con el medioambiente.

El consumidor es ahora más exigente en este sentido, "sobre todo con el denim porque es un producto un poco controvertido, que no siempre tiene buena reputación, y los fabricantes se ven obligados a emprender iniciativas más ecológicas", explica Marion Foret, responsable de productos de moda del Salón.

Así, las marcas "utilizan algodón orgánico o que se conoce de dónde viene, proceden a lavados que no utilizan agua y emplean tintes que no verterán productos contaminantes en el medio ambiente", asegura.

Algunos proponen además informar mejor al consumidor, como el fabricante paquistaní Artistic Fabric Mills, que desarrolló una aplicación para conocer la historia del "jean" que uno lleva.