Javier Milei dijo que las mujeres ganan lo mismo que los hombres y tildó de “aberrante” la ley de cupos

·3  min de lectura
Milei aseguró que no hay desigualdad laboral entre el hombre y la mujer
Fabián Marelli

El precandidato a diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires Javier Milei aseguró hoy que “hay igualdad laboral y remunerativa entre hombres y mujeres” y que se cree lo contrario porque “se analizan mal los datos”. Tras ello aseguró que no está a favor de la ley de cupos y negó la existencia de un techo de cristal que impida el avance en la carrera de las mujeres.

En comunicación con Radio Urbana, Milei fue consultado acerca de cuál es la relación del Movimiento de la Libertad Avanza con el feminismo ya que, según las encuestas, tiene más seguidores entre los hombres jóvenes y no así en las mujeres.

El tenso cruce entre Victoria Tolosa Paz y un periodista: “¿Vos me querés condicionar lo que yo vine a decir?”

“Ese es uno de los temas más interesantes que vale la pena plantear. Los liberales fuimos los primeros que defendimos el primer impulso de los derechos de las mujeres en 1750. Ahora creemos en la igualdad ante la ley, no creemos en la discriminación positiva”, afirmó.

Luego, ante la repregunta de si eso significaba que no estaba de acuerdo con “la ley de paridad salarial o la ley de cupos”, Milei dijo: “Me parece aberrante, me parece denigrar la capacidad de las mujeres porque si lo podés lograr por tu propio talento, no debería hacerse de manera violenta, porque la imposición de un cupo es imponer algo que no se da naturalmente”.

Cuando le preguntaron si es “la naturaleza” la que hace que las mujeres ganen menos dinero por igual puesto, la que impone “un techo de cristal”, el economista aseveró que en realidad nada de eso era cierto. “Entre el hombre y la mujer hay igualdad laboral y remunerativa, lo que pasa es que los datos están mal tomados”, indicó.

“La primera prueba empírica de eso la hizo Gary Becker en el año 58 cuando publicó su tesis doctoral y quiso comprobar si había discriminación contra distintas razas, géneros y eso marcó la manera de analizar los datos. Pero hoy cuando empezás a descomponer los datos y los llevás bien al límite, esas discriminaciones no existen. Un empresario quiere ganar plata. Si pudiera contratar mujeres y a un salario más bajo va a contratar a las mujeres y vas a ver las oficinas llenas de mujeres y eso no se da”, argumentó.

“Podés conseguir la información de cuando yo tenía mi equipo, tenía 12 personas a cargo y siete eran mujeres y la persona que me secundaba a mí. Pero cuando hubo una reestructuración en una parte de la empresa se la dieron a la persona que venía atrás mío en la línea y esa persona cumplió su trabajo de manera formidable”, aseguró.

El Gobierno autorizó dos nuevos corredores seguros para el ingreso al país

Me parece sorprendente es lo mal que se toman los datos, los tenés que descomponer, los tenés que comparar”, explicó Milei.

Al ser consultado sobre el problema de rezago de la mujer en la sociedad actual, el economista dijo: “El rezago que sí se podría estar observando es que cuando iniciaste el Siglo XX solamente el 10% de las mujeres estaban en carreras universitarias y ese número hoy es del 60%; que ese porcentaje se transforme después lleva una dinámica de tiempo que no se logra de manera instantánea”.

Además, Milei explicó cuál es la base de su movimiento: “Es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo basado en el principio de no agresión basado en el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad”. Por ello aclaró: “Estamos en contra del aborto”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.