Javier Aguirre, el 'bombero' que no necesita títulos para ser leyenda como DT

·Periodista
·6  min de lectura
Javier Aguirre salvó del descenso al Mallorca y con ello acumuló su quinto rescate. (Foto: Fran Santiago/Getty Images)
Javier Aguirre salvó del descenso al Mallorca y con ello acumuló su quinto rescate. (Foto: Fran Santiago/Getty Images)

El técnico mexicano, Javier Aguirre, cerró la temporada 2022 con broche de oro, salvó al Mallorca del descenso luego de vencer al Osasuna en la última jornada y se consolidó como uno de los mejores “bomberos" que existen.

De ser “expulsado” por la afición de Monterrey a liderar la salvación en una de las competencias más importantes del mundo. Si alguien dudaba de sus capacidades como estratega he aquí la muestra de que aptitudes no le faltan.

Las crisis son infaltables en cualquier ámbito, no todos los equipos de futbol pueden gozar de la “calma” que representa pelear un campeonato, algunos deben sostener la lucha diaria para mantenerse en primera división; y así como hay estrategas avalados en levantar trofeos, está el Vasco Aguirre para salvar la categoría de un club.

“Para nada me molesta que se me vea como un entrenador apagafuegos y está bien. No todos pueden ser como Guardiola, Mourinho o Klopp que ganan títulos y títulos, hay otros que tenemos que poner esa otra parte”, aseguró Aguirre para Movistar Plus.

Muchas críticas llegaron a él cuando se desempeñó como director técnico de Rayados, incluso se llegó a cuestionar su legado como uno de los mejores en la historia del futbol mexicano.

Su papel con Monterrey fue malo y no hay secretos en ello. No pudo llevar a una de las plantillas más caras de la Liga MX a un título, dejó a los regios como el quinto lugar en el Mundial de Clubes y jamás explotó el potencial de sus futbolistas.

Aunque ganó la Concachampions con La Pandilla, su proceso ha sido catalogado como un fracaso, pero ese bache no refleja toda la trayectoria que ha construido a lo largo de 26 años.

¿Cómo fue que pasó de un tan pobre rendimiento en México a brillar —según las posibilidades del Mallorca— en la liga española? La presión era mayor y la competencia era más ardua: la experiencia en este tipo de escenarios parece ser la respuesta.

El temperamento de Aguirre ha sido clave en su éxito salvando equipos del descenso. (Foto: PAU BARRENA/AFP via Getty Images)
El temperamento de Aguirre ha sido clave en su éxito salvando equipos del descenso. (Foto: PAU BARRENA/AFP via Getty Images)

La veces en las que Javier Aguirre se ha puesto el traje de 'bombero'

  • Atlante

Aunque esta salvación no es muy recordada, el Potro de Hierro estaba sufriendo en la tabla de cocientes durante la temporada de 1996, necesitaban un cambio urgente tras el mal andar de Ricardo Antonio La Volpe.

El Vasco tomó el reto a pesar de que sería su primer aventura como estratega profesional. Y si de primeras veces se trata, también fue la primera vez que rescató a un equipo de descender. El lugar que tenía que ocupar Aguirre no era poca cosa, su antecesor había dado la alegría de un título en la temporada 1992-1993, y aunque no se proclamó monarca, cumplió el objetivo.

Tras una ardua campaña, junto con Guillermo Vázquez Mejía, pudo sumar los puntos suficientes y quedar por encima de clubes como Toros Neza, Puebla, Morelia y Tigres, club que perdió la categoría ese año, para evitar así una caída a la división de ascenso.

  • Osasuna

Tomó las riendas en 2002 tras su gestión con la Selección Mexicana en el Mundial de Corea-Japón. En Osasuna no era desconocido, durante sus tiempos de futbolista tuvo la oportunidad de defender estos colores en 1986.

La tarea a su llegada era clara, no emular los pasos de su antecesor español, Miguel Ángel Lotina. En 2001 los Rojillos estuvieron a solo dos puntos del descenso, por lo que había que buscar alguien que brindara mayor comodidad. Y el Vasco fue el indicado.

Durante los 4 años que estuvo en el Osasuna jamás descendió. También de la mano del mexicano, los de Pamplona llegaron a su primera final de la Copa del Rey (la perdió contra el Real Betis), y con ello a la Champions League; eso le valió para que el Atlético de Madrid buscara sus servicios.

La etapa de Javier Aguirre con el Osasuna fue una de las más brillantes en su carrera.  (Foto: Matthew Ashton - PA Images via Getty Images)
La etapa de Javier Aguirre con el Osasuna fue una de las más brillantes en su carrera. (Foto: Matthew Ashton - PA Images via Getty Images)
  • Zaragoza

Después de haber sido destituido del Atlético de Madrid, un “incendio” se presentó a su puerta en la campaña 2010-2011. Zaragoza había tenido un arranque desastroso, 11 jornadas y únicamente 7 puntos cosechados. La destitución de José Aurelio Gay era evidente y la llegada de Javier Aguirre aún más.

Al finalizar el torneo no solo los salvó, sino que elevó su posicionamiento en la tabla. De estar en el sótano, Zaragoza terminó con el puesto 13 de la clasificación. Su etapa allí finalizó por malos resultados en el certamen siguiente, 17 jornadas transcurrieron y el fantasma del descenso apareció nuevamente, por lo que la directiva decidió darle las gracias.

Aunque no fue larga su estancia en Zaragoza, cumplió la labor que se le encomendó. (Foto: Dave Bagnall/AMA/Corbis via Getty Images)
Aunque no fue larga su estancia en Zaragoza, cumplió la labor que se le encomendó. (Foto: Dave Bagnall/AMA/Corbis via Getty Images)
  • Espanyol

En la campaña 2012-2013 el Espanyol necesitaba corregir con urgencia el mal paso que había dejado el timonel argentino, Mauricio Pochettino: el hombre para hacer tal trabajo tenía que ser Aguirre.

Pese a que ya contaba con el aval de haber salvado 3 descensos, también era un técnico inactivo. Estuvo casi un año alejado de los banquillos y no se sabía con certeza si eso podría jugarle en contra.

Sin embargo, la experiencia salió a flote y en compañía de Alfredo Tena como su auxiliar, y de Héctor Moreno como un jugador de su plena confianza, lograron evadir al precipicio tras dejar al Espanyol por encima de las últimas tres posiciones.

Alfredo Tena y Aguirre compartieron banquillo en el Espanyol. (Foto: Joan Valls/NurPhoto/Corbis via Getty Images)
Alfredo Tena y Aguirre compartieron banquillo en el Espanyol. (Foto: Joan Valls/NurPhoto/Corbis via Getty Images)

Una mancha en su historial

Nada es perfecto y si lo es no es real. Aunque Aguirre es considerado uno de los mejores “bomberos”, en su carrera hay un reto que no pudo cumplir.

El Leganés lo fichó en el torneo de 2019-2020 para que hiciera lo que mejor sabe hacer, salvar. A diferencia de sus rescates anteriores, la pelea por no perder la categoría llegó hasta las últimas instancias.

Los retos por salir de zona roja eran permanentes y en la última jornada tenían que ganarle al Real Madrid si deseaban la permanencia. El Vasco pudo mantener con vida al equipo hasta la fecha 38, cuando se midieron a uno de los más grandes de la historia, pero no logró finalizar la gesta.

Un frenético 2 a 2 sentenció las posibilidades del Leganés y los relegó a segunda división, manchando así el historial ya imperfecto de Javier Aguirre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Lo que jamás debes hacer cuando cruzas una avenida transitada

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.