Jason Momoa se disculpa por tomarse fotos en iglesias del Vaticano

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 14 (EL UNIVERSAL).- De una manera sexy, sudorosa y con estilo único el actor hollywoodense Jason Momoa ofreció una disculpa a todas las personas que se sintieron ofendidas por tomarse fotos dentro de la Capilla Sixtina y en Basílica de San Pedro del Vaticano.

El actor se encuentra filmando en Roma, Italia la película "Rápidos y Furiosos 10" junto a Vin Diesel y en sus ratos libres ha decidido darse sus escapadas para turistear varios lugares emblemáticos de ese país junto a sus amigos y staff de la producción.

Una de sus paradas fue el Vaticano en donde, como millones de turistas, no perdió la oportunidad de entrar a la majestuosa Basílica de San Pedro y tomarse fotografías en el lugar.

Pero esta acción de retratarse dentro del recinto religioso e histórico, como muchos turistas lo hacen, no le pareció a varios cibernautas, quienes empezaron a criticar a la estrella de cine por sus acciones.

Sobre todo porque también se retrató en la Capilla Sixtina, en donde está prohibido, por las autoridades del vaticano, tomar cualquier tipo de fotografía y se les obliga a las personas a guardar todos los dispositivos digitales a su ingreso.

Inclusive el actor tomó videos y fotografías de todo el lugar y del fresco "La creación de Adán" de Miguel Ángel, además de que cerraron el lugar, para que estuviera exclusivamente él y su gente sin nadie que lo molestara.

Ante la molestia, Momoa decidió ofrecer una disculpa a través de un video en su cuenta de Instagram, en donde se le ve haciendo ejercicio sin camisa y mostrando su musculatura.

"Si alguna vez sintieron que les faltaba el respeto a su cultura, no era mi intención. Vine aquí cuando tenía 19 o 20 años para conocer la Capilla Sixtina y ahora que puedo, hice una maravillosa donación para traer a mis amigos y a mi equipo porque sólo teníamos un par de días libres para conocer estos lugares", expresó.

También explicó que cuando visitó el Vaticano muchas personas se querían tomar fotos con él y no lo entendía cuando de fondo tenía maravillas increíbles que ver y el no importaba en ese momento.

"Me encontré con que la gente quería hacerse fotos conmigo, lo cual es muy extraño, durante un viaje al Vaticano con toda esta maravilla y ¿quieren hacerse fotos conmigo?, lo cual no entiendo, pero a pesar de todo, lo hice", dijo.

Por otro lado, recalcó una y otra vez la disculpa y aseveró que nunca fue su intención herir ni faltarle al respeto a nadie, él sólo quería tener un momento privado en la Capilla Sixtina mientras hacia una donación a la Iglesia de buena fe y nunca imaginó que eso causaría disgustos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.