La junta militar de Birmania arresta a dos periodistas críticos

·2  min de lectura

Bangkok, 22 ago (EFE).- La junta militar birmana, en el poder desde el golpe de Estado del pasado 1 de febrero, ha arrestado a dos periodistas del país por propagar información falsa y apoyar el gobierno paralelo opuesto a los militares, informó este domingo la prensa oficial del régimen.

Según publicó hoy el periódico Global New Light of Myanmar, controlado por los uniformados, Sithu Aung Myint, columnista del medio digital Frontier Myanmar y colaborador de la radio Voice of America y Htet Htet Khine, una periodista independiente que ha trabajado para el servicio birmano de la BBC, fueron arrestados el pasado 15 de agosto.

Aung Myint fue acusado de sedición por quebrantar el artículo 505-a del código penal al propagar en las redes sociales "información falsa" crítica con la junta militar y por animar a participar en huelgas antigubernamentales y apoyar a movimientos de oposición.

Por su parte, Htet Htet Khine está acusada de haber acogido a Aung Myint en su casa cuando era buscado por las autoridades y de ejercer de editora voluntaria del periódico FM Daily, lanzado por el llamado Gobierno de Unidad Nacional (NUG), formado por exparlamentarios y líderes civiles cercanos a la depuesta líder Aung San Suu Kyi.

Daniel Bastard, director de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en Asia-Pacífico, aseguró en un comunicado que ambos detenidos están incomunicados y denunció "las condiciones arbitrarias de la detención, que reflejan la brutalidad con la que la junta militar trata a los periodistas".

Según la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP) la represión de la junta ha costado la vida a 1.009 personas, mientras que al menos 7.401 personas han sido arrestadas de manera arbitraria, entre ellos un centenar de periodistas de los que 46 seguían bajo custodia a finales de julio.

Tanto los informadores como los medios de comunicación han sido una de las principales dianas de la junta birmana, que ha revocado las licencias de los principales periódicos independientes, obligados a trabajar de forma clandestina.

El Ejército justifica el golpe por un supuesto fraude electoral en los comicios de noviembre, en los que arrasó el partido liderado por Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y cuyos resultados fueron avalados por observadores internacionales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.