Japón protesta contra un tribunal surcoreano que ordenó la venta de activos de Mitsubishi Heavy

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Mitsubishi Heavy Industries en Tokio

Por Rocky Swift y Ju-min Park

TOKIO, 28 sep (Reuters) - Japón ha protestado por la orden de un tribunal surcoreano de vender los activos embargados a Mitsubishi Heavy Industries para pagar una indemnización a dos mujeres sometidas a trabajos forzados para la empresa durante la ocupación japonesa de la península de Corea.

Un grupo de apoyo a las víctimas de los trabajos forzados de Corea del Sur acogió con satisfacción la decisión judicial como un "paso adelante" en materia de indemnizaciones, pero altos cargos japoneses advirtieron de las graves repercusiones que tendrían las ya tensas relaciones diplomáticas.

El ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi, dijo el martes que el fallo del día anterior del Tribunal del Distrito de Daejeon, en Corea del Sur, era una "clara violación del derecho internacional".

"Debemos evitar que las relaciones entre Japón y Corea del Sur se vean gravemente afectadas", dijo Motegi, calificando la decisión del tribunal de "verdaderamente lamentable", durante una conferencia de prensa ordinaria en Tokio.

Motegi dijo que Japón llamó al vicecónsul de la embajada surcoreana en Tokio para protestar por el veredicto, mientras que Mitsubishi Heavy dijo que apelaría la decisión del tribunal.

Las relaciones entre los dos países, ambos importantes aliados de Estados Unidos en el norte de Asia, se han visto afectadas por el amargo legado de la ocupación japonesa de 1910-1945.

A los desacuerdos sobre las recientes sentencias relacionadas con los trabajos forzados en tiempos de guerra —en algunos casos en burdeles—, ha seguido una disputa sobre el control de las exportaciones que aún no se ha resuelto.

Las dos mujeres, Yang Geum-deok y Kim Sung-joo, trabajaron en una fábrica de aviones de Mitsubishi en Nagoya (Japón) cuando eran adolescentes durante la Segunda Guerra Mundial.

El Tribunal Supremo de Corea del Sur ordenó en 2018 a Mitsubishi Heavy que indemnizara a las víctimas, pero la empresa no lo ha hecho, ya que Japón argumenta que el asunto se resolvió en virtud de un tratado de 1965.

Una serie posterior de sentencias judiciales surcoreanas permitieron la incautación de activos de Mitsubishi Heavy en el país, lo que provocó reproches furibundos de Tokio.

El lunes el Tribunal de Distrito de Daejeon, en Corea del Sur, dictaminó que Mitsubishi Heavy debía liquidar dos patentes y dos marcas registradas entre los activos incautados para pagar una indemnización a las mujeres, ambas de más de noventa años.

La indemnización para cada mujer se estimó en unos 210 millones de wones (178.023 dólares), según el grupo de apoyo a las víctimas de los trabajos forzados en la guerra de Japón.

(Información de Rocky Swift, Ju-min Park; información adicional de Aaron Sheldrick; edición de Kim Coghill, Simon Cameron-Moore y Lincoln Feast; traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.