Japón llora la muerte de "Pequeña Uva", su pingüino enamorado de un animé

LA NACION

TOKIO.- Un viejo pingüino famoso en Japón por haberse enamorado de una réplica en cartón de un personaje de animé (dibujos animados japoneses) murió a la avanzada edad de 21 años, anunció el parque zoológico de Tobu, en la ciudad de Saitama (norte de Japón).

El ave se hizo famoso en Japón y en el mundo debido a su peculiar historia de amor. A inicios de 2017, fue abandonado por su pareja, con la que había convivido 10 años, quien prefirió a un macho más joven; algo que resultó inesperado para cuidadores y veterinarios, pues se supone que los pinguinos sólo tienen una pareja durante toda su vida.

Esto provocó que Grape se comenzara a aislar del grupo, demostrando signos de tristeza y ensimismamiento. Sin embargo, su historia dio un giro gracias a una promoción del animé Kemono Friends. "Pequeña Uva", se enamoró de una imagen en cartón de Hululu, una heroína de dibujos animados, después de que su pareja lo abandonase.

El famoso Uva pasaba horas mirando embelesado la imagen de Hululu y las redes sociales se hicieron eco de su historia. Una fila ininterrumpida de visitantes desfilaba hoy delante del recinto de los pingüinos del zoológico y muchos de ellos dejaban flores en su honor.

"Pequeña Uva", cuya edad equivale a 80 años de los humanos, murió junto a su nuevo amor, explicó a la prensa local el cuidador Eri Nemoto. "Le pusimos la imagen de cartón a su lado para que le acompañara hasta el final", declaró.

Agencia AFP