Japón decide que los consumidores paguen las bolsas de plástico

Una mujer sale con dos bolsas de plástico tras comprar en un supermercado de Tokio el 24 de junio de 2020 (AFP/Archivos | Charly Triballeau)

Los comercios en Japón comenzaron este miércoles a cobrar las bolsas de plástico, en virtud de una ley destinada a frenar la atracción inmoderada de los habitantes del país por este tipo de embalaje.

Tiendas como los "konbini", supermercados de proximidad omnipresentes en el país, son libres de fijar el precio de estas bolsas. Su tarifa es simbólica, girando alrededor de 3 yenes (menos de 3 céntimos de dólar).

"Hago compras en un konbini cada mañana. Yo sabía que las bolsas serían pagas así que traje mi propio bolso", confió un consumidor a la cadena de televisión pública NHK.

Muchos municipios de Japón exigen una cuidadosa separación (plástico, latas, papel, etc.), pero la mayor parte de la basura doméstica, incluyendo el plástico, se incinera, proceso que produce gases de efecto invernadero.

En 2018, el gobierno anunció un objetivo de reducción de hasta un cuarto de su producción anual de residuos plásticos antes de 2030, lo que representa 9,4 millones de toneladas de material contaminante.

Japón es el segundo mayor productor mundial de residuos de plástico por habitante después de Estados Unidos, según las Naciones Unidas.

La introducción de un pago generalizado por las bolsas tiene "el objetivo de animar a la gente a pensar dos veces antes de decidir si la bolsa es realmente necesaria y a repensar su estilo de vida", explica el gobierno.