Japón celebra elecciones en una primera prueba para Kishida

·3  min de lectura
JAPÓN-ELECCIONES (AP)
JAPÓN-ELECCIONES (AP)

Los votantes japoneses participaban el domingo en elecciones nacionales, una primera prueba para el primer ministro, Fumio Kishida, que determinará si tiene apoyos suficientes para abordar una economía maltratada por el coronavirus, una población envejecida y que se reduce y desafíos de seguridad planteados por China y Corea del Norte

Los comicios asignarían 465 escaños de la cámara baja, la más poderosa del parlamento bicameral japonés.

Se esperaba que el Partido Democrático Liberal perdiera algunos escaños, pero mantuviera una mayoría cómoda con su socio minoritario de coalición, Komeito.

Kishida, de 64 años, fue elegido primer ministro el 4 de octubre tras ganar las primarias en su partido. Los líderes de la formación conservadora le ven como un sucesor seguro para continuar con la senda de Yoshihide Suga y su influyente predecesor, Shinzo Abe

La tarea inmediata de Kishida ha sido ganar apoyos para un partido debilitado por la estrategia de Suga ante la pandemia, percibida como arbitraria, y su insistencia en celebrar los Juegos Olímpicos de Tokio pese a una oposición generalizada.

Kishida disolvió la cámara baja apenas 10 días después de asumir el cargo y convocó las elecciones con el argumento de que quería un mandato de los votantes para su nuevo gobierno antes de ponerse a trabajar.

El breve intervalo de 17 días entre la disolución de la cámara baja y la votación tras las primarias de su partido, que había dominado la cobertura mediática, dio una ventaja injusta al partido de Kishida sobre la oposición, según algunos expertos.

El control de Kishida sobre el poder en el largo plazo depende del resultado que obtenga en los comicios.

El mandatario reiteró su determinación a escuchar a la gente y responder a las críticas sobre que los nueve años de mandato de Abe y Suga han provocado corrupción, condicionado a los burócratas y silenciado opiniones discrepantes.

La campaña se ha centrado en gran parte en las medidas contra el COVID-19 y en cómo revitalizar la economía.

Mientras que el partido de Kishida recalcó la importancia de tener un Ejército más fuerte ante las preocupaciones por la creciente influencia de China y la amenaza nuclear y de misiles de Corea del Norte, los partidos opositores se centraron en cuestiones de diversidad y pidieron más igualdad de género.

Los líderes de la oposición se quejan de que los gobiernos recientes del PDL han ampliado la brecha entre ricos y pobres, no respaldaron a la economía durante la pandemia y paralizaron las iniciativas de diversidad e igualdad de género. Japón apareció este año en el puesto 120 de la clasificación sobre brecha de género del Foro Económico Mundial, que analiza a 156 países.

Los sondeos en medios sugerían que el PDL perdería escaños, debido en parte a que cinco formaciones opositoras habían formado un frente unido para unificar candidatos en circunscripciones pequeñas, y se esperaba que ganaran puntos allí.

Si, como muchos esperaban, la coalición gobernante obtenía 261 escaños, podría controlar todos los comités parlamentarios y aprobar con facilidad cualquier legislación divisiva.

Se esperaba que la mayoría de los resultados estuviera disponible el lunes de madrugada.

___

Chisato Tanaka, periodista de Associated Press, contribuyó a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.